16 marzo 2016

Salva a Kennedy, ¿salva el mundo?


El asesinato del presidente John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963 en Dallas (Texas), es uno de los momentos más definitorios de la historia de Estados Unidos. Se considera que es el hecho con el que el país perdió de golpe la inocencia, el optimismo y la confianza en sí mismo con los que había salido de la Segunda Guerra Mundial, y con los que Kennedy había construido la posición nacional frente a la URSS en la Guerra Fría. La psique colectiva estadounidense quedó muy dañada después de aquello (y eso que no era el primer asesinato de un presidente que sufrían), lo que llevó no sólo a múltiples teorías conspiratorias sobre quiénes estuvieron realmente detrás del asunto, sino que se hayan escrito multitud de libros y ensayos intentando explicarlo.

Stephen King se sumó a esta tendencia hace algunos años con "22.11.63", una novela en la que da un giro a las historias contadas alrededor de ese hecho y hace que su protagonista, un escritor y profesor de lengua en un instituto en el presente, descubra una manera de viajar al pasado, a 1960, y reciba entonces el encargo de impedir que Lee Harvey Oswald atente contra Kennedy. Realmente, es una premisa lo suficientemente atractiva como para que Hulu decidiera convertirla en la piedra angular de su nueva apuesta por las series de producción propia, apuesta que tuvo como aldabonazo la nominación al Globo de Oro a mejor comedia para "Casual". "22.11.63", que está producida por Bad Robot y protagonizada por James Franco, es su siguiente paso, esta vez en el thriller y con una miniserie que le ha dado un poco más de relevancia.

La visibilidad tal vez no haya sido la que Hulu pretendía, pero "22.11.63" apunta a ser un acierto en su estrategia. FOX la estrenará en España el próximo 6 de abril y, para presentarla, ha enseñado a la prensa los dos primeros capítulos, y las peripecias en 1960 de Jake Epping, alias James Amberson, están contadas con bastante ritmo y con los suficientes giros para mantener al espectador enganchado. Jake tiene que cambiar la historia pero, cada vez que está cerca de ello, la historia parece sacarse algo de la manga para que eso no ocurra. Lógicamente, es una premisa que no hay que analizar demasiado de cerca, o no se sostiene, pero es interesante porque Jake se va metiendo en otros asuntos, teóricamente no relacionados con su misión principal, que van afectándolo.

Porque, si tuvieras la posibilidad de cambiar el pasado, ¿cómo no ibas a intentarlo? Si pudieras ayudar a mejorar la situación en el futuro de un amigo, ¿no tentarías a la suerte? Eso es lo que Jake va a descubrir. "22.11.63" no está construida con esa idea de que la historia debe preservarse que impulsa "El Ministerio del Tiempo", por ejemplo, sino que sus protagonistas pretenden alterarla porque creen que conseguirán un mundo mejor. A quien le interese el lado histórico y conspiranoico del asesinato de Kennedy, le va a enganchar bastante toda la investigación de Jake, y a quien no le vaya demasiado, están todas las complicaciones en las que él se mete mientras decide si quiere "cabrear" al pasado y salvar a Kennedy.
Publicar un comentario en la entrada