03 marzo 2016

Underwood 2016


Una de las mejores cosas que le ha podido pasar a "House of cards" es que su cuarta temporada coincida con las primarias para elegir a los candidatos republicano y demócrata a la Casa Blanca en las elecciones de noviembre. Y viendo por dónde van los tiros, da la sensación de que lo que pase en esa cuarta temporada, en la que Frank Underwood se presenta también a las primarias demócratas, va a parecer mucho más plausible que el mundo real. Sí, estas elecciones también han tenido su relevancia en el arranque de la séptima temporada de "The good wife", pero no de la misma manera. Sobre todo, porque "House of cards" las ha aprovechado para hacer una campaña promocional realmente brillante.

Todas sus imágenes promocionales, sus primeros teasers, y, muy especialmente, su cuenta oficial de Twitter han presentado la campaña de Frank Underwood hacia la reelección y se han comportado como si fuera algo real. En los medios españoles se le empezó a prestar atención cuando el perfil de Twitter se puso a interactuar con los participantes en el debate a cuatro previo a las elecciones generales del pasado mes de diciembre, y ha seguido haciéndolo con otros políticos mundiales, dándoles consejos como si el propio Underwood estuviera detrás. Es una promoción sumamente efectiva que permite a "House of cards" aprovechar la actualidad para mantenerse relevante hasta su regreso, mañana, a Netflix (y el sábado a Canal+ Series en España), y que también ha estado presidida por la ironía y la autoconsciencia con la que Frank hablaba a la audiencia en sus monólogos rompiendo la cuarta pared.

El trailer, desde luego, en el que vemos a Underwood pronunciar el clásico discurso de "vótame, soy la mejor opción" mientras se intercalan imágenes de todas las cosas malas que ha hecho encapsula, en poco más de un minuto, todo lo que "House of cards" aspira a ser, aunque no siempre lo consigue. La ironía encerrada en ese "el líder que merecemos" es el punto más álgido de una campaña promocional muy bien llevada a cabo, siempre caminando por el borde del ridículo, pero que está funcionando a la perfección. Ahora falta que la cuarta temporada cumpla las expectativas.

¿Habrá finalmente enfrentamiento entre Claire y Frank? Se lleva larvando desde la primera temporada, y muchos fans están deseando ver a Claire operar fuera del alcance de su marido. ¿Pero se puede escapar de sus hilos? ¿Y se puede hacerlo sin pagar un precio demasiado alto? Claire Underwood siempre ha sido la gran arma secreta de la serie.
Publicar un comentario en la entrada