05 abril 2016

Los últimos del Ministerio


ALERTA SPOILERS: ¿Habéis visto el final de media temporada de "El Ministerio del Tiempo"? Mal, regresad cuando lo hayáis hecho.

Habéis leído bien, sí: final de media temporada. TVE ha anunciado esta mañana,  por sorpresa, que la segunda parte de "Tiempo de valientes" marcaba el inicio de un hiato de varias semanas en la programación de "El Ministerio del Tiempo". ¿Cuántas? Eso está por ver, pero no sería raro que no volviéramos a ver a la patrulla de Amelia, Alonso y Julián hasta septiembre. Sólo faltan cinco capítulos para terminar la temporada, y La 1 ha seguido el ejemplo, poco recomendable, de Telecinco cuando partió, también sin previo aviso, la última temporada de "El Príncipe" en dos. Como bien sabe Antena 3 con la segunda entrega de "Vis a vis" (otra que va a parar a mitad de la temporada), no se puede jugar tan alegremente con los días de emisión y los parones de las series, porque el público se olvida de ellas.

Mientras tanto, "El Ministerio del Tiempo" ha cerrado el arco que llevaba contando desde el principio de esta nueva entrega:  el del regreso de Julián. Mientras él ha estado intentado ser de utilidad con los soldados españoles que perdieron Cuba y Filipinas en 1898, la serie ha introducido a un nuevo personaje, Pacino, que no sólo ha calado entre los fans, sino que ha dejado su huella en sus compañeros. Compartiendo piso con Alonso o la cama, aunque fuera brevemente, con Amelia, el policía de 1981 puede haber generado unos cambios inesperados. La línea temporal de Amelia se ha alterado, para empezar, como comprobamos al ver que su tumba ya no es suya, y los comportamientos y sentimientos de sus compañeros de patrulla tampoco van a ser los mismos. Julián vuelve a un Ministerio ligeramente diferente, con un Salvador más accesible (y nuevo robaescenas oficial), y con amenazas ya menos secretas.

¿Qué se traía entre manos Susana Torres en sus tratos con Darrow? ¿Qué va a hacer ahora Lola Mendieta? ¿Y cuándo vamos a ver ese prometido vídeo-diario de Angustias? Su capítulo entre "Allo, allo" y "Sister Act" con Napoléon fue realmente divertido, uno que muestra que, efectivamente, las aventuras ligeras se les dan mejor que el drama desatado. Excepto cuando ese drama atañe directamente al corazón de alguno de los tres protagonistas; ahí, suelen acertar casi siempre. Será interesante comprobar la evolción de la relación de Julián y Amelia ahora. Él la llamó a ella, y a nadie más, cuando Salvador le avisó que había sido descubierto en Cuba, y ella se ha liberado de algunas de sus restricciones con Pacino. ¿Seguirá la foto de la boda y la niña existiendo? ¿O habrá sufrido un borrado a lo "Regreso al futuro"?

"El Ministerio del Tiempo" ha continuado echando un vistazo a los perdedores de la historia, como esos "últimos de Filipinas" que resistieron casi un año asediados por un ejército que había dejado de estar en guerra con España tiempo atrás, metiéndose cada vez más en el terreno del coronel Kurtz en "Apocalypse Now" (referenciada bastante explícitamente con ese plano de Pedro Alonso saliendo de las sombras de su cama), y también ha aprovechado estos dos episodios para transmitir un mensaje del que el David Simon de "Treme" estaría orgulloso: el mundo no se puede cambiar, pero no hay que dejar de intentarlo.
Publicar un comentario en la entrada