22 abril 2016

Pobre Martha


Gran parte de la promoción de esta cuarta temporada de "The Americans" la han hecho Holly Taylor y Alison Wright, que interpretan a Paige, la hija mayor de los Jennings, y a Martha, la esposa/herramienta de Clark, una de las múltiples identidades de Philip, y el personaje con el que, tal vez, más sufren los espectadores desde la primera temporada. Ya se ha convertido casi en un cliché que los periodistas, al hablar de ella, lo hagan con un "poor, poor Martha" (como en esta entrevista para Aol.) porque, desde el principio, es la principal víctima de los engaños y las maniobras de Philip para conseguir que espíe para él a sus compañeros del FBI.

Martha pone micrófonos, saca información clasificada de la oficina y, al final, acaba poniéndose a sí misma en la línea de fuego, como si dijéramos, hasta el punto que Philip no puede seguir manteniendo la fachada de Clark durante demasiado tiempo. La tercera temporada de "The Americans" terminaba con un cambio en el status quo no sólo de Paige sino, sobre todo, de Martha que debilita enormemente la tapadera de los Jennings como ciudadanos estadounidenses normales y corrientes. Si Martha empieza a despertar sospechas en la oficina, y Stan y compañía descubren la existencia de un marido clandestino del que no puede hablar, Philip estaría en peligro inminente. Ése es el filo de la navaja sobre el que se mueven prácticamente todos los personajes este año.

Y ese filo de la navaja ha puesto al frente de la historia a Martha. Ha dejado de ser la víctima engañada y ha pasado a ser alguien un poco más complicado. No conoce toda la verdad, pero sabe que algo no está bien, y no sale huyendo. Las telarañas emocionales de "The Americans" son lo más importante de la serie. Se han ido construyendo desde la primera temporada y, poco a poco, en la cuarta están "floreciendo", están ofreciendo unas consecuencias que, incluso aunque sean casi inevitables (como todo lo que le pasa a Nina), no dejan de sorprender al espectador. La serie cuida mucho a todos sus personajes, se preocupa de darles matices y detalles que hagan que nos interese verlos más en pantalla, consiguiendo así que secundarios como Martha o Nina acaban ganando mucho más protagonismo.

Martha, de todos modos, puede haber evolucionado y puede estar dejándose arrastrar por el lado oscuro de su relación con "Clark", pero seguimos sufriendo mucho por ella. El "pobre Martha" sigue revoloteando a su alrededor.
Publicar un comentario en la entrada