23 noviembre 2006

De Galáctica a Galáctica

Cuatro está emitiendo, los fines de semana, la serie "Galáctica" original de 1978 dentro del contenedor "Cuatrosfera". Yo cacé unos pocos minutos el pasado sábado, los suficientes para ver esa imagen camp y apreciar la dimensión de los cambios que la nueva versión ha introducido. Por pura casualidad, leí ayer en Entertainment Weekly el principio de una entrevista con los productores de la nueva "Galáctica", David Eick y Ron Moore, en la que van desvelando el proceso de desarrollo de la miniserie, primero, y la serie, después.
Cuentan, por ejemplo, que el primero en hacerse cargo fue Eick, que entró en el proyecto cuando la continuación ideada por Bryan Singer no salió adelante. Eick había trabajado antes en la miniserie "The Agency", una producción sobre la CIA que levantó mucha polvareda a finales de 2001 por sus similitudes con los atentados del 11-S, y también había participado en algunos capítulos de "Hércules". No tenía experiencia en la ciencia-ficción, ni conocía la serie original, así que reclutó a Moore, un guionista con mucha experiencia en el universo de "Star Trek" y que había escrito bastantes episodios de "Roswell" y de una serie de culto como "Carnivàle".
Moore se volvió a ver el primer episodio de la "Galáctica" original, y quedó convencido de que era una serie con una premisa muy interesante y muy oscura (la Humanidad es arrasada por los cylones) que no pudo desarrollar todo su potencial. Vista después del 11-S, además, esa premisa adquiría mucha más fuerza si se enfocaba de manera seria y enfatizando los efectos de esa situación extrema en los personajes. Tanto Eick como Moore citan como sus referencias a la hora de abordar el desarrollo de la serie títulos como "Canción triste de Hill Street", "Urgencias" y "Policías de Nueva York", sobre todo por su tratamiento realista de los espacios en los que se mueven los personajes.
Como hablar de todos los cambios (para bien) que sufrió la serie de 1978, y de la ira que levantaron entre los fans, es muy largo, os dejo el enlace a estos vídeos de SciFi que ilustran, por ejemplo, la decisión de convertir a alguno de los protagonistas masculinos en mujeres. Y, como curiosidad científica, pasaos por Mala Ciencia y buscad los artículos que dedica a los Vipers y su propulsión por el espacio, demasiado parecida a como se mueve un avión, y que no tiene nada que ver con los movimientos de una nave en el espacio.
Para terminar, aquí van también unas fotos del reparto de ambas versiones, que he visto en una completa web francesa sobre ambas series. Algunos personajes se cayeron, otros cambiaron de sexo y de otros sólo ha quedado el nombre, pero aplicado a otro personaje diferente.

Los personajes de la "Galáctica" de 1978: De izquierda a derecha, el sargento Jolly, el teniente Boomer, la teniente Sheba, el comandante Adama, la teniente Atenea (hija de Adama), el capitán Apolo (hijo también de Adama), Casiopea y el teniente Starbuck.

Y los personajes de la nueva versión: De izquierda a derecha, el comandante Adama, la presidenta Roslin, el capitán Lee "Apolo" Adama, el coronel Paul Tigh, la teniente Kara "Starbuck" Thrace, el jefe Tyrol, la teniente Sharon "Boomer" Valerii, Gaius Baltar y Número Seis.

11 comentarios:

alchapar dijo...

Que curioso, sabia que era una version pero no conocia exactamente que cambios se habian producido. A día de hoy solo he podido ver la miniseria, esta tarde me vere el cap. 1 de la primera temporada. A ver si merece la pena... de momento el arguemento tiene mucho potencial y eso de la colonia numero 13 me ha dejado intrigado.

Craig Gilligan dijo...

Yo he visto ya algunos capitulos de la primera temporada, más que nada porque no dejo de leer en blogs que es genial. La verdad es que tiene cosas que me gustan mucho, pero hay algo (su ritmo quizás) que hace que no me enganche del todo. A ver si ahora con los parones navideños de Veronica Mars, Lost y Heroes y el mono de series que eso conlleva le veo el punto.

MacGuffin dijo...

El primer capítulo de la serie es de los mejores. Yo no soy imparcial, ya lo sé, aunque sí reconozco que cuesta tres o cuatro episodios pillarle el truco. Pero en cuanto se lo pillas, acabas como yo ;-).

Lady Madonna dijo...

Yo estoy siguiendo estos días la serie del 78 en Cuatro, más que nada por ver esas diferencias, y la verdad es que esos cambios son lo que hacen grande a la de 2003. Las historias en la antigua son más insulsas, los personajes más planos, las mujeres más inútiles, los cylones (porque en el doblaje en castellano son cylónes, y el planeta es Koból) menos poderosos (si los matan a la mínima!)...

Me encantan todos esos enlaces, a ver si este fin de semana puedo mirármelo todo (entre maratón y maratón de la segunda temporada :P).

Craig, yo empecé como tú, y MacGuffin tiene razón: le cuesta arrancar, pero en cuanto lo hace, te atrapa. El primer capítulo de la serie es muuuy estresante!

salu2

Anónimo dijo...

Lo que más me ha sorprendido al ver la versión de 1978 en vo (vía dvd) es que también se oye con frecuencia, aunque sólo en boca del muy viril Starbuck, la "famosa" expresión FRAK (y su gerundio) que yo creía que era exclusiva de la nueva versión. Por lo demás, en la antigua abundan los episodios con excesivo protagonismo infantil, aunque también es posible encontrar muchas situaciones y personajes que, más allá de la premisa inicial, han sido retomados en la nueva Galáctca. Por ejemplo, en el último episodio emitido por Sci Fi, aparece por primera vez la Almirante Cain, interpretada por Michelle Forbes, que en 1978 era... EL Almirante Cain, interpretado por Lloyd Bridges.

MacGuffin dijo...

Es que la expresión frak la utilizan en la nueva versión como homenaje a la original. Y en otrasseries, como Veronica Mars, sus personajes la emplean como guiño a los fans de Galáctica (ya sabemos que en Neptune estos guiños se estilan mucho, sobre todo referidos a El gran Lebowski).

montsinya dijo...

En el dvd de la miniserie hay un extra que compara la primera versión con la segunda: personajes que se adaptan, el cambio de los cylones, etc.

Gracias, gracias, gracias macguffin por hacer que me aficionase a Galactica.

ALX dijo...

33, el primer episodio tras la miniserie, es uno de los mejores que ha tenido Battlestar Galactica, poniendo el listón muy alto. La primera temporada es genial y la segunda aún más, pese a que su segunda mitad tenga algún que otro altibajo. Y los finales de temporada impresionantes, sobre todo el de la segunda.

A ver si pillo algún día la serie original, solo por curiosidad y para comparar, tiene que ser divertido.

MacGuffin dijo...

Lo puedes flipar, Alx. Esos uniformes que parecen reciclados de Bonanza, esos peinados setenteros, esos cylones (como dicen en uno de los vídeos, era demasiado evidente que eran tíos disfrazados)... Todo muy camp y muy kitsch, puro 70's.

Rosco dijo...

Diooo... cuando vi aparecer a Bonanza vestido de padre de Clark Kent incluida capa de purpurina...

De hecho, a pesar de que era bastante chiquito, creo recordar que, atención SPOILER, aparte de la muerte y resurreción de "Sparkey" -o algo- aplastado por una torre y en versión mecánica, respectivamente XD , la parte que más me impacto, por eso creo que no me la invento, es cuando un par de pilotos de la nave Galactica fueron a parar, vaya usted a saber cómo, a un planeta dominado por Cylones y unos extraños seres que en ese momento estaban en una estructura que parecía un bar de carretera, escuchaban unos extraños sonidos que se parecían mucho a la música country -probablemente eran las versiones interestelares de Johnny Cash o Waylon Jennings-, iban vestidos con extraños ropajes que recordaban sobremanera el estilo "red-neck", Vaqueros, camisas de cuadros, botas, mullet, gorras de baseball y sombreros de cow-boy incluidos y bebían extraños líquidos que bien podía ser cerveza y bourbon... ¡y se trataba de otro planeta y otra galaxia! (no muy lejana de la que fué a parar Boy George en un memorable episodio de "El equipo A").

Pues eso, impactante. Si alguien recuerda la escena o el episodio que lo digo, porque igual entre mis amigos y yo lo hemos deformado con el paso del tiempo. ¡Pero me dejo cortar la mano izquierda a que no demasiado!.

¡Ah!, que como me enrollo como una persiana... muy interesante el artículo, las referencias y los enlaces. Yo también estoy siguiendo la nueva versión y, ciertamente, me está resultando francamente entretenida (mediada la segunda temporada. Aunque sólo sea por la personalidad que Olmos imprime a su personaje...).

Doctor Ravishol dijo...

Rosco, no, no te has fumado un porro. Lo que dices aparece en el episodio "The lost warrior" (El guerrero perdido), donde el capitán Apolo, hijo del comandante Adama, se estrella en un planeta llamado Equellus, que es clavadito a un pueblo del oeste, incluso hay un saloon con pilinguis, un sheriff con estrella y todo, todos los tíos van vestidos de vaqueros, con sombreros tejanos cubiertos de purpurina brillante para darle un aspecto más "galáctico" al tema, y además llevan rifles en vez de pistolas láser.

Y el "Sparkey" al que te refieres se llama en realidad "Muffit", y es un "daggit", o dicho en cristiano, un perro vulgar y corriente, que en el episodio piloto muere aplastado por una columna cuando los cylones atacan la ciudad de Cáprica. Como el dueño del perrito, Boxey, que es un niño horripilante, se queda desconsolado, le fabrican un perro mecánico horroroso al que llaman "Muffit 2". El perro mecánico tiene tela marinera pues incluso llega a morder en la pierna a un cylon que se cae y se muere todo. Y digo yo ¿cómo es posible que un perro mecánico "muerda" a otro ser mecánico (porque los cylones en la serie original son robots)? ¿Es que no se oxidan estos seres? Me acuerdo mucho de los cylones, que caminaban como las muñecas de Famosa se dirigen al portal, eran muy torpes y les soplabas y se caían todos. Nunca entendí cómo demonios una civilización como esa pudo acabar con los seres humanos. Y también había otra clase de cylones llamada "serie IL" que pensaban por sí mismos. El principal que sale en la serie es uno llamado "Lucifer", que tiene una cabeza en forma de cucurucho y dentro de él tiene montada una discoteca años 70's con cientos de lucecitas encendiéndose y apagándose. Vamos, que sólo faltaba Donna Summer o Gloria Gaynor cantando el "I will survive". Qué tiempos aquellos!!!