19 abril 2012

La antiheroína

Alguna que otra vez hemos hablado sobre personajes que se supone que no deben gustarnos, que las series no presentan para que nos identifiquemos con ellos o para que se conviertan en nuestros favoritos, sino para que, como mínimo, nos creen un conflicto sobre si nos parece bien lo que están haciendo. A raíz de bastantes comentarios sobre "Girls", James Poniewozik, el crítico de televisión de "Time", trae de nuevo el asunto a colación al ver que muchos espectadores han descartado la serie porque Hannah, su protagonista, les cae mal y no quieren ver una comedia cuyo protagonista les parezca una persona egoísta y llena de defectos. Poniewozik apunta que esos espectadores asumen que el personaje central de una serie debe, por defecto, caer bien, que es el modo en el que se construye el 95% de las series, pero "Girls" no está construida así.

"Girls" sabe perfectamente que Hannah no es una buena persona y no pretende que nos caiga bien, pero se preocupa de mostrar todas las facetas de su vida para que nosotros decidamos, desde su "sableo" de sus padres a sus delirios de "ser aguien" o al patetismo de la relación con su novio (o lo que sea Adam). El punto que persigue su creadora, Lena Dunham, no es "Hannah tiene que gustaros", sino "así de patética es Hannah, y no tiene que caeros bien". Lo que lleva a Poniewozik a citar de pasada un doble rasero a la hora de juzgar estas series protagonizadas por lo que se ha dado en llamar "antihéroes", esos personajes que son los grandes protagonistas de sus series pero que no tienen que gustarnos y, de hecho, no deberían gustarnos. El crítico recuerda el disgusto que tuvo siempre David Chase al descubrir que a los espectadores les caía bien Tony Soprano, cuando él no buscaba eso y se había preocupado de que "Los Soprano" no presentara al personaje de esa forma.

Pero lo que es curioso, y es algo que sí está debatiéndose en otros blogs, es que se juzga con mucha más dureza a las antiheroínas que a los antihéroes. Gran parte del humor de "Girls" (al menos en el piloto), viene justo de ese mirarse al ombligo de Hannah y de buena parte del resto de personajes (como que su novio reciba 800 dólares mensuales de su abuela para no ser "esclavo de nadie"), y es comprensible que sea un humor que no vaya orientado a un público masivo. Pero si la serie tuviera a un hombre como protagonista, ¿seríamos igual de duros con ella? Los comportamientos de Don Draper, Tony Soprano o Vic Mackey no son en absoluto ejemplares y, como hemos dicho, en muchos casos las series no los presentan para que los amemos, pero con los hombres se tiende a describirlos como que son personajes fascinantes, llenos de contradicciones, oscuros, antihéroes, con el marchamo de "calidad" que esa palabra parece otorgar casi enseguida.

Si en lugar de por Lena Dunham, "Girls" estuviera protagonizada por un joven actor tipo Woody Allen en sus inicios, ¿el backlash sería tan negativo? ¿Se le daría tanta importancia al hecho de que Hannah tenga sobrepeso pero no le importe en absoluto? ¿Se le concedería más el beneficio de la duda su Hannah fuera un hombre? Por otro lado, las circunstancias familiares y económicas de sus personajes son las que son, y no tratan de reflejar más que las tribulaciones de un sector concreto de los veinteañeros neoyorquinos. En realidad, "Girls" se parece más a una película de Woody Allen de lo que podría parecer a priori.

9 comentarios:

Diego Martínez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego Martínez dijo...

A mí sinceramente Hannah no me cae mal, ni la veo egoísta. Igual que entiendo que sus padres dejen de mantenerla si creen que lo necesita para ponerse las pilas, veo lógico que ella se queje, porque no está perdiendo el tiempo precisamente. Está intentando trabajar en lo que quiere y no le está resultando fácil. Más que caer mal diría que da pena.

Los personajes de la serie son patéticos en general, la verdad (y no lo digo como algo malo, porque es lo que pretenden). Me parece una propuesta muy interesante pero el piloto se me hizo aburrido a ratos. A ver cómo sigue...

Mobius87 dijo...

Es un aspecto en el que no me había parado a pensar.
A mi no me ha caido "mal", tiene sus fallos y sus cosas, como todo el mundo y toda la gente que conocemos.

Supongo que la misma discusión se le podría aplicar a Nancy Botwin, aunque en ese caso pese caerles(nos) mal la prota, la mayoría vio la serie (al menos en un principio).

MacGuffin dijo...

El caso de Nancy Botwin me parece muy interesante porque, además, Jenji Kohan ha dicho varias veces que Nancy no va a aprender nunca de todo lo que le pasa.

Warren Keffer dijo...

Joe, la prota está lejos de ser egoísta. Humana y con defectos sí. Pero querer ayuda en un mundo tan difícil no me parece egoísmo.
Creo que Hannah es la perfecta definición de veinteañero, y quizá identificarse tanto con un personaje con muchos problemas y defectos no mola a la gente.
Pero la serie no busca ser guay y molona, evidentemente, sino más compleja y realista. La parodia de Sexo en Nueva York termina de dejarlo claro xDD.
Aunque el piloto me supo a poco, se ve bien por dónde van los tiros y me atrae bastante. Será interesante ver una aventura juvenil made in HBO que no tenga el tono esperanzador casi imposible de Entourage y How to Make it in America (donde las cosas les salían bien por arte de magia y nunca llegaban a sufrir de verdad).

Pixelwoman dijo...

Concuerdo completamente con lo que comentas. Es una lástima que de momento solo hayan opinado hombres, es normal que ellos no se fijen en estas cosas, no son mujeres, no les afectan igual.

Para mí el antihéroe por excelencia es House: antipático, creído, yonqui e insoportable... y no solo cae bien, sino que a las mujeres nos parece hasta atractivo. En esta sociedad (y en este mundo) es obvio que no ocurre lo mismo cuando se trata de una mujer, no se nos juzga igual, las cosas como son.

Y Nancy Botwin no es un buen ejemplo para esto, porque hay una regla de oro para que una antiheroína caiga bien o se haga "soportable": si está buena, da igual lo imbécil que parezca, el público la aceptará, desgraciadamente por otras razones bien distintas a lo complejo o interesante que puede ser como personaje. Menos mal que últimamente hay algunas series protagonizadas por mujeres que ni son jóvenes ni son "pivones", como United States of Tara, Nurse Jackie... espero que continúe la tendencia ya que parece que poco a poco el público empieza a empatizar también con ellas.

Edurne dijo...

Me ha parecido muy acertada tu entrada, la verdad es que hasta el momento no me lo había planteado, pero has dado en el clavo.

Creo que la primera reacción - sobre todo si es una chica/mujer la que mira la pantalla - al ver a un personaje como Hannah es la de rechazo. Es inevitable, son años de adoctrinación desde todos los medios de cómo debe ser una mujer, y esta neoyorkina es la antítesis de lo que se nos ha intentado grabar con fuego en la retina.
Pues a las mujeres con la idea de igualarnos, nos han llevado a una heroización, debemos ser independientes, fuertes e inteligentes - es lo que toca en los tiempos que vivimos -, pero también guapas, buenas y no dejar del todo de lado ese ideal femenino de la madre-ama de casa que quiere y cuida a su familia por encima de todas las cosas. Me viene a la mente Mercedes de "Cuéntame cómo pasó": mujer, progresista, ama de casa, universitaria, trabajadora, empresaria y madre amantísima. Mercedes no es real. En cambio, lo que plantea Hannah es una realidad en la que muchos (pero sobre todo, muchas) aún no estamos acostumbrados a vernos reflejados.

Ya se sabe, se ve antes la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Abril22 dijo...

A mi la serie me ganó con la primera escena porque me pareció un puntazo. Hannah tiene 24 yo 26 y vivo con mis padres... La escena en la que pide un sueldo me pareció la bomba pobreta!!!

Menos mal que han mentado a Don Draper porque conforme iba leyendo pensaba en él. Don Trapo produce Fascinación imagino que porque Jon Hamm tiene la planta que tiene y claro le vemos tan Guapérrimo que morimos. Hannah es una chica normal no chica imponente y mega guapa igual de ser así habría causado la misma impresión o parecida que Don...

Sobre lo de identificarme con los personajes yo veo muchas series que me mola porque el prota es malo malísimo e identiciación ninguna. El mismo Don Draper me produce rechazo desde la escena final del Piloto porque el resto de capitulo no lo entendí hasta que llegó el Final y me dije No Puede Ser Qué Cabronazo!!! A Jon Hamm me lo llevaría a mi casa a Draper Nunca!! Estoy deseando que se Caiga de una Vez el Ídolo de Barro que todos veneran en Mad Men es que puede ser Tan Apoteósico!!!

Tengo curiosidad por ver más capitulos para ver qué nos cuentan de Hannah y el resto de sus amigas...

baduljp dijo...

He escuchado criticas muy divididas sobre esta serie, algunos opinan que es buena otros mala pero creo que girls es una serie diferente a lo que hbo venia haciendo, es una serie mas relajada y espero pronto poder verla y así tener un opinión mas personal.