19 junio 2012

Los críticos y Rosie Larsen

 ¿Jugamos a adivinar si los Critics Choice Awards pueden servir para predecir los próximos Emmy? "Homeland" fue la gran triunfadora de la segunda edición de estos galardones, con premio al mejor drama y a la mejor actriz para Claire Danes. Este galardón sí puede convertirse en realidad de cara a los premios grandes de la televisión estadounidense, del mismo modo que que Bryan Cranston y Giancarlo Esposito se repartieran los premios de actores de drama para "Breaking Bad" podría presagiar el fin del reinado de "Mad Men" (que tuvo que conformarse con el reconocimiento de Christina Hendricks como mejor secundaria de drama). Pero esto luego no quiere decir nada. En los Critics Choice es normal que se den empates (como el de Amy Poehler y Zooey Deschanel como actrices de comedia) y que se reconozca a favoritas de culto como "Community" que son demasiado de nicho para los Emmy.

De todos modos, hay que reconocer que optan por elecciones, cuanto menos, refrescantes, como premiar  a "Sherlock" en los apartados de miniseries por encima de la todopoderosa HBO y sus tv movies, o darle un galardón como mejores presentadores de reality a Tom Bergeron ("Dancing with the stars") y Cat Deeley ("So you think you can dance"), que suelen pasar bastante desapercibidos para el establishment que sólo reconoce a Jeff Probst y Ryan Seacrest. O elegir a Lucy Liu como mejor actriz invitada en un drama por "Southland". Ya llegarán los Emmy y se quedarán en su sota, caballo y rey de siempre.

Ya he hablado bastante sobre el final de la segunda temporada de "The Killing" en "¡Vaya Tele!", y no quiero repetir otra vez los mismos argumentos, pero hay algunas cosas que es inevitable volver a repasar al comentarlo. Por ejemplo, que su última escena es un perfecto broche para toda la serie y que, si vuelve para una tercera temporada, será muy bienvenida la oportunidad de seguir viendo interactuar a Linden y Holder. Sus dos intérpretes, Mireille Enos y Joel Kinnaman, explicaban en una entrevista al Los Ángeles Times su modo de trabajar juntos y cómo había evolucionado la relación de los dos detectives, cada vez más aislados y acosados en su intento por resolver el asesinato de Rosie Larsen caiga quien caiga, aunque sean ellos mismos (o aunque sea Linden misma, que siempre ha sido la que más se ha lanzado sin pensar en las consecuencias).

Las motivaciones detrás de la muerte de Rosie se podían intuir casi desde la mitad de la segunda temporada, y la última revelación resulta bastante efectiva y otorga un toque de, cómo decirlo, mala suerte que termina estando muy logrado. No sé si esto puede considerarse un spoiler, pero al final ha sido interesante ver cómo no había ningún gran plan tras el asesinato; sólo las acciones de gente movida por el miedo a perder lo que tenían, gente que, como dice Holder, estaba en el sitio equivocado en el momento más inapropiado. Es cierto que, en comparación, "Forbrydelsen" se vea quizás más compacta como un todo (lejos de ser perfecta), pero ese toque final de "The Killing" ha sido un acierto por su parte. Y sí, podríamos estar todo el día haciendo una lista de las cosas que no les han funcionado. Pero eso no me parece interesante.
Publicar un comentario en la entrada