10 junio 2012

Los "hate-watchers"

Hace unos meses ya surgió este debate por aquí: ¿merece la pena ver una serie sólo para criticarla sin compasión? Yo siempre he pensado que no, que si sigues viéndola, es porque te gusta un poco, por mucho que te justifiques diciendo que sólo quieres reírte de ella, mientras en "TV killed the movie star" defendían la postura contraria. El debate lleva ya unas semanas apareciendo por varios blogs estadounidenses sobre todo a raíz de dos series, "Girls" y "Smash", que mucha gente ha visto sólo para luego irse a Twitter y declarar un odio tan incondicional hacia ellas, que les lleva a no perderse ni un sólo capítulo. No es algo nuevo (Internet, en general, es terreno abonado para que mucha gente sólo ofrezca su lado más negativo. Echad un vistazo a cualquier entrada con más de 10 comentarios en "¡Vaya Tele!"), pero por las razones que sean, el fenómeno se ha vuelto un poco más visible en lo relacionado con la televisión, y Twitter le ha dado una dimensión tal vez algo mayor.

En "The A.V. Club" publicaron un par de artículos a este respecto que, además, se relacionan con uno de esos casos de "hate-watching", como dicen los anglos. Primero, se preguntaban si ser un hater era algo esencial para ser un fan; si, por ejemplo, el único modo de demostrar que eras un seguidor acérrimo de los Cleveland Cavaliers era odiar cervalmente a LeBron James. Después, afirmaban que no pasaba nada por ser un hater, al menos en términos relacionados con la cultura popular y el deporte (dejan fuera la política y la religión, que son asuntos más serios), y recordaban lo que motivó todo ese debate; los comentarios abiertamente misóginos y ofensivos que se dejan en las críticas semanales que esa página hace de "Girls". Uno de esos comentarios (que ya no puede leerse en la página, pero que probablemente fuera del tipo "Lena Dunham es gorda y por eso no es divertida, yo no me la tiraría" o algo así) motivó que el autor de esas críticas, Todd VanDerWeff, publicara esta larga respuesta en la expresaba, más que su enfado, su sensación de derrota e impotencia ante todos los haters maleducados que se meten con la serie sólo porque su protagonista y creadora es una chica gordita.

Porque, cuando hablamos de hate-watching, no se habla sólo de "esta serie es tan mala que la veo para echarme unas risas", sino de algo que va un poco más allá, un tipo de cerrazón mental que puede llevar a ese tipo de comentarios ofensivos, muchas veces más contra otros espectadores a los que sí les gusta la serie que contra la serie en sí. Esos célebres "no tienes criterio" o "yo pensé que esto era una crítica objetiva" son los ejemplos más light, por supuesto, pero van un poco en esa línea de desprecio. En "The A.V. Club", de todos modos, buscan el modo de darle la vuelta a la situación y apuntan que, si algo beneficioso ha tenido el hate-watching de "Girls" es el hecho de haber puesto sobre la mesa cuestiones sobre sexismo, racismo y clase social que no suelen discutirse, aunque probablemente sea una equivocación darle tanta trascendencia a una serie que no pretende retratar a toda una generación de jóvenes. Es como creer que "Sexo en Nueva York" era representativa de todas las mujeres profesionales de éxito de más de 30 años que viven en grandes ciudades.

Ya sabéis de sobra cuál es mi postura en todo esto; no me cabe en la cabeza ver una serie sólo para destrozarla. Puedo hacerlo en un par de episodios, pero no más. Después, ni siquiera soy capaz de hacer el esfuerzo de buscar cuándo se emite el siguiente capítulo.

Música de la semana: Mañana por la noche, Amy Sherman-Palladino vuelve a televisión con "Bunheads", una serie de ABC Family sobre una corista de Las Vegas que se muda a una pequeña y aburrida población costera de California, donde empieza a enseñar ballet en la escuela de su suegra (interpretada por Kelly Bishop). La serie no ha hecho demasiado ruido por la blogosfera, pero confieso que yo tengo curiosidad, y para celebrarlo, nos quedamos justo con una canción con sonaba en "Las chicas Gilmore", "It's alright baby", del grupo sueco Komeda.

13 comentarios:

Sopranismo Ilustrado. dijo...

No tengo tiempo para ver lo que me gusta como para perder el tiempo con lo que no me gusta. Y menos verla en plan masoca para ponerla a parir cada semana.

martinyfelix dijo...

Yo creo que en parte veemos series que no nos gustan porque ponerlas a parir es más fácil que lo contrario. Pero personalmente, acabe uno cansándose de ver algo que no te gusta, y lo acabas abandonando. Yo lo hice con PLL, me parto con sus mamarrachadas pero tengo cosas más importante que ver como para perder el tiempo con ellas. Y para algo existen los recaps.

Espero que Amy Sherman-Palladino de la sorpresa, porque el trailer apesta bastante, pero yo la necesito en mi vida y no puedo revisionar las Gilmore eternamente (o quizá si).

Anónimo dijo...

Más bien parece que los trolls han evolucionado.
Como dice el primer comentario si no tengo tiempo para ver lo que me gusta ni me molesto en seguir con series que me aburren o a las que no consigo pillar el punto.
Girls me descoloca a veces, pero la estoy siguiendo porque me ha enganchado el personaje tan inseguro e imperfecto que está desarrollando la Dunham, más que sus amigas a las que encuentro peor dibujadas.

Saludos

Renaissance dijo...

Comparto la postura ¿Qué sentido tiene ver una serie regularmente para ponerla verde? Si te aburre, o no te gusta, no la veas, que hoy no será por falta de oferta, no.
Cosas extrañas que se ponen de moda...

Agustín dijo...

Hasta los masoquistas tienen derecho a ver la tele, solo faltaría que disfrutasen de ella. En el fondo es mas llamar la atención que otra cosa, pero esto desde siempre ha existido, si no recordad las burlas que todos hemos dicho sobre los culebrones venezolanos.
Ver una serie que no te gusta es un suplicio que no recomiendo a nadie.
Un saludo desde Despotricando TV (no hagáis caso al titulo)

Ramis dijo...

Yo creo que primero habría que debatir si la figura del "hate-watcher" existe de verdad; yo no me la creo, así de simple. Para mí es una variación/exageración del 'placer culpable'. Cuando alguien dice "Veo esa serie por lo mala que es..." pienso "Si, si... seguro..." pero paso de discutir, no tiene sentido.

nota: no niego la existencia del hater.

Anónimo dijo...

Si me preguntarais si he visto jamás una serie sólo para criticarla contestaría muy rápidamente que no... pero después me acordaría de la sexta de Perdidos y de lo mal que lo pasé viéndola y me doy cuenta que en algunos momentos es más fácil seguir viendo algo que no te gusta que dejarlo a medias.
Y por cierto, Girls es un pedazo de serie que tiene el handicap de tener que llegar al espectador sin que éste se guíe por sus prejuicios, pero la apuesta es muy valiente y Lena Dunham y Girls valen su peso en oro.

Anónimo dijo...

Yo no odio 'Girls' porque la haya creado una gorda bajita con cara de caballo; la odio porque es un retrato superficial, narcisista, falsamente provocador y clasista hasta la náusea de un puñado de pijas de Nueva York que fingen tener problemas serios para tener algo con lo que rellenar sus insulsas vidas:

¡OH, PAPÁ ME HA QUITADOS LAS TARJETAS DE CRÉDITO! ¿QUÉ VOY A HACER? ¡TENDRÉ QUE BUSCARME UN TRABAJO DE VERDAD! ¡BUAH-BUAH! ¡SERÉ LESBIANA? ¿HETERO? ¿FOLLAMIGA? ¿ME IRÁN LOS TRÍOS? ¿DÓNDE ESTÁN MIS MANOLOS? ¡NECESITO QUEDAR CON MIS AMIGAS EN EL STARBUCKS PARA CONTÁRSELO TODO!

Ookami dijo...

Yo creo que si una serie consigue que esperes semana tras semana para verla, aunque sea para criticarla, no puede ser tan mala.
Algo tendrá para seguir enganchando, a mi me pasa con Glee o Terra Nova, que me dan náuseas en ocasiones pero sigo viéndolas pa echarme unas risas.
Algo distinto me pasa por ejemplo con The Cape, que no podía aguantar ver un capítulo más.

Mobius87 dijo...

Bueno, si hablamos en concreto de Girls, creo que hay dos aspectos distintos de esto que llaman hate-watch, que se mezclan.

-Una cosa es que una serie sea mala, y de tan mala que es haya gente a la que le guste verla (se me viene a la cabeza Ringer por ejemplo)

-Y otra cosa distinta (el que podría ser el caso de Girls) es que pueda ser una gran serie, aún pese a que verla lo que provoque es "hate" hacia los personajes, lo que hacen y cosas que salen en la serie.

AlbertoNahum dijo...

Estoy con Mobius87. Me parece que el problema concreto con Girls es la repulsión que puede producir el tipo de personajes que nos presenta. Yo llevo 5 capítulos y no me está gustando, me aburre, pero le reconozco un mérito enorme.

En todo caso: lo de los hate-watchers puede matizarse. No, no justifico a los trolls que insultan a una actriz porque es gordita, no. Me refiero a que en ocasiones, al menos desde el punto de vista de un blog de crítica televisiva, puedes "tener" que ver determinadas series que no te gustan. A mí me pasó con la sexta de Lost. La ves y luego intentas aportar una crítica razonada de por qué no te gusta. Y así con la sexta de Dexter, la 3ª de Sons of Anarchy o esta primera de Girls, qué sé yo. Y si persisten, pues sí, las dejas (me pasó con True Blood o la propia Supernatural).

Lo que quiero decir es que la crítica negativa también sirve para enriquecer el visionado de una serie, ¿no? Claro, claro, ya sé que eso no es "hate-watching", pero sí que contradice una de tus premisas: la de que no se deben ver cosas que a uno no le gusten o deteste.

MacGuffin dijo...

Una cosa es tener que ver por obligación algo que no te gusta, Alberto, porque es tu trabajo verlo, y otra cosa es verlo por masoquismo puro y duro. Nadie te obliga a ver algo que no te gusta, pero tú lo ves para destrozarlo. Son cosas diferentes :)

Urkidi dijo...

Yo tiendo a ver series que no me gustan porque me cuesta tomar la decisión de dejarlas... y sí... hasta que por fin lo decido, las critico capítulo a capítulo en mi cabeza... pero no me da por ir poniéndolas a parir cada semana a los 4 vientos.
Pero me da que con Girls (de la que me declaro fan) el revuelo que se está montando es porque "hannah" no es la perfecta niña americana... sino que es normal. Eso debe de doler a los ojos de una población aún más normal que la pobre chica de los tatuajes rarunos.