23 junio 2012

Pares de policías

Tanto leer sobre Linden (Mireille Enos) y Holder (Joel Kinnaman) en las entradas sobre el final de "The Killing", ha provocado una inevitable (en mi caso) asociación de ideas: una lista sobre mis parejas de policías favoritas. Y digo policías, no agente del FBI y antropóloga forense, o detective y escritor, o ex agente de la CIA y ex terrorista del IRA, o cualquier otro emparejamiento tipo Holmes y Watson que se os pueda ocurrir. Esto son dúos en los que los dos son policías, y no siempre son hombre-mujer, aunque es el modo más habitual en el que se construyen estas series con dos detectives en su centro. Sin ningún orden especial, allá vamos:

Charlie Crews y Dani Reese ("Life")

Si mencionamos parejas de policías, hay que nombrar una de las mejor compenetradas y más entretenidas de ver de los últimos tiempos, la que formaban Sarah Shahi y Damian Lewis en "Life". Su relación tenía el mismo humor irónico del resto de la serie, y tenían unas conversaciones en el coche herederas directas de los mejores momentos de Mulder y Scully (otra gran pareja de policías que no voy a incluir esta vez, para variar un poco). Crews era muy peculiar, por supuesto, por todo eso de haber estado 12 años en la cárcel por un crimen que no cometió, pero el equipo que formaba con Reese era estupendo.

Mary Shannon y Marshall Mann ("In plain sight")

Mary y Marshall son US marshalls del Programa de Protección de Testigos en Albuquerque, que han de lidiar con gente que entra a regañadientes en el programa, con los mafiosos que quieren matarlos y hasta con las actividades no muy legales de los propios testigos. Mary McCormack y Frederick Weller tenían una gran dinámica y le daban a "In plain sight" un simpático toque muy entretenido de ver, y no sólo porque Mary pareciera al principio una Verónica Mars con 30 años más. La segunda temporada fue su mejor momento; luego empezaron a darles tramas separadas, y la cosa perdió interés.

Bunk y McNulty ("The Wire")

¿Qué se puede decir de estos detectives de Homicidios desencantados, borrachuzos, eficaces y con unos principios que siempre acaban creándoles problemas? McNulty podía ser muy egocéntrico y Bunk podía estar a veces demasiado de vuelta de todo, pero en la primera temporada de "The Wire", Dominic West y Wendell Pierce formaban una pareja insuperable. Sus borracheras bebiendo cerveza encima del capó del coche, aparcado en unas vías de tren abandonadas, son tan historia de la televisión como aquella hilarante reconstrucción de un crimen en la que sólo se pronuncian variaciones de fuck.

Janet Scott y Rachel Bailey ("Scott & Bailey")

En cuanto a desastres, Bailey es una seria aspirante a convertirse en McNulty, pero tiene siempre ahí a Scott para echarle una mano, cuando se deja. La relación entre las dos policías, interpretadas por Suranne Jones y Lesley Sharp, y entre ellas y su jefa (una gran Amelia Bullmore) es el fuerte de "Scott & Bailey", en la que es el desarrollo y los problemas de sus personajes lo que importa de verdad, más que los casos (aunque en la segunda temporada mejoraron bastante con respecto a la primera). Las dos amigas discuten, se apoyan, critican a quienes les molestan y se mantienen leales la una con la otra. Y son unas hachas en los interrogatorios.

Gene Hunt y Sam Tyler ("Life on Mars")

Gene "Genie" Hunt es el primero con el que Sam se topa nada más "viajar" de 2006 a 1973, y el shock de toparse con un tipo agresivo, faltón y lleno de prejuicios es verdaderamente tremendo para Tyler. Pero la gracia de "Life on Mars" no sólo estaba en averiguar qué le había pasado a su protagonista, sino en ver cómo John Simm y Philip Glennister desarrollaban una gran química y mostraban a Gene y Sam empezando a soportarse y hasta a caerse bien. Si decimos que Hunt es uno de los mejores personajes de la televisión británica en los últimos años no estamos exagerando un ápice.
Publicar un comentario en la entrada