20 junio 2012

Sorkin no tiene quien le quiera

Cuando se estrenó "Girls", ya hablamos de los riesgos del exceso de hype alrededor del estreno de cualquier cosa y, especialmente, de cualquier cosa que venga de HBO. Si le añadimos que Aaron Sorkin está involucrado, ya tenemos un casi equivalente televisivo al hype alrededor de "El caballero oscuro. La leyenda renace" (de cuya promoción incesante desde el año pasado estoy mucho más que harta). Más o menos, y salvando mucho las distancias, es la situación en la que se encuentra la nueva serie de este guionista, "The Newsroom", una mirada a los periodistas detrás de un canal de noticias 24 horas y al presentador de su informativo estrella, un hombre que sufre un día un momento "Network" que llevará a que su telediario cambie su modo de mostrar la actualidad.

La conjunción de periodismo, Sorkin y HBO ha llevado a que haya muchos fans salivando con la anticipación desde que anunció el proyecto, allá por el pasado verano, una anticipación que no ha hecho más crecer ante el estreno de la serie el domingo. Sin embargo, las primeras críticas que están apareciendo en Estados Unidos dan la sensación de que podemos encontrarnos ante otro "Studio 60", en la que sus personajes parecían estar dando sermones sobre lo que la sociedad de ese país debe hacer para mejorar y sobre lo que son conceptos tan elevados e importantes como la verdad o la ética. El hype desmedido siempre acaba encontrándose, como hemos visto muchas veces, con su inevitable backlash.

No obstante, con Sorkin da también otra sensación, una no tan sencilla de explicitar. En el último podcast de "Yo disparé a J.R.", Crítico en serie se quejaba de que, por las entrevistas que daba, Amy Sherman-Palladino le parecía alguien sumamente arrogante, a lo que yo le respondía que había, al menos, otras dos personas que dieran entrevistas aún más arrogantes que ella; Matthew Weiner y Aaron Sorkin. A veces, al leer sus declaraciones, dan la sensación de estar encantados de haberse conocido y de creerse en posesión de algún tipo de verdad secreta (aunque también hay que reconocer que Weiner puede resultar, al mismo tiempo, muy divertido), y eso puede llevar a que se generen animadversiones varias entre la crítica y el público. Si esa sensación se traslada, además, a su trabajo, y ese trabajo no se considera a la altura del estándar fijado para ellos, llegan los problemas.

Los críticos estadounidenses suelen decir que uno de los riesgos de las obras de Sorkin es que sean demasiado ex catedra, de que parezca que están dándonos una lección sobre lo que está bien y lo que no, de que ocupen un terreno moral más alto y lo sepan. Serían, en sus peores momentos, como esos chicos que van por las discotecas, o las playas, con la actitud de "estoy bueno, y lo sé". Apuntan que, en una serie como "El ala oeste de la Casa Blanca", no chocaban tanto esas conversaciones gran altura intelectual, pero que en sus series centradas entre las bambalinas de la televisión en directo, sí pueden hacerlo. Lo que parece es que Sorkin no tiene carta blanca con la crítica estadounidense, que no le pasan ni una, por muchos Emmys y Oscar que tenga. Hasta que no veamos el piloto de "The Newsroom" no sabemos si está justificado o si no es más que envidia, pero que vaya preparándose Matthew Weiner para cualquier otra cosa que haga que no sea "Mad Men".

P.D.: Creo que debería puntualizar que no tengo nada contra Sorkin. "El ala oeste" me parece un clásico de la televisión y creo que "La red social" merecía mucho más ganar el Oscar a mejor película que "El discurso del rey". Pero a veces se le va un poco la mano.

7 comentarios:

satrian dijo...

Por mí que siga siendo un pretencioso y un arrogante, un pedante que peca de elitismo en muchas ocasiones, me da igual, mientras siga escribiendo esos diálogos y haciéndome disfrutar de sus series y películas como lo hace, me temo que voy a tener los ojos vendados para sus defectos, no porque no los aprecie, si no porque no me acaban importando, soy "Sorkinista" que le voy a hacer :P

Mobius87 dijo...

Esta misma tarde hablaba de ello en Twitter.
1º No entiendo que aprovechando este estreno, casi todos los críticos aprovechan para darle palos a Studio60. Yo no la vi en su momento, así que no se las críticas que tuvo, pero ni mucho menos me parece tengan que ser tan malas. De hecho a mi me gustó bastante.

2º Si, a Sorkin siempre le ha gustado dar lecciones de moral a los espectadores. Siempre han sido así todas sus series. No veo porque eso es algo que ahora sea criticable y antes no.

3º Y encima en esta serie, por primera vez esta ambientada en el mundo real. Así que fuera metáforas y símiles, por primera vez criticará en sus series a políticos con nombres y apellidos, a hechos reales que ocurrieron. Y para mi, en principio, es un plus. (Aunque tb es cierto que juzgar los hechos a toro pasado le da una ventaja en cierta manera injusta).

Vamos, que yo tengo muchas ganas. Y la mayoría pese a criticarla, dicen que es mejor que Studio60, así que espero que me guste.

OsKar108 dijo...

Pues a mi no me va a pillar por el hype, pues casi casi ni recordaba de que trata (a parte de estar centrada en un canal de noticias o algo así), por lo que intentaré ver si me gusta (normalmente me han gustado sus series -y las películas cuyo guión ha escrito- y eso que no, no he visto El Ala Oeste aún).

¡Saludos!

Tory dijo...

me resulta patetica/lamentable la postura de los criticos hacia Sorkin (no soy nada fan) por el desden hacia la persona; desde cuando los guionistas/showruners han de ser sinonimo de carisma y buenos modos si eso no les resta talento y peor cuando sus homologos, los que si saben de que va el oficio, no se atreverian a criticar a este personaje, solo aquellos criticos frusrados y blogueros que pueden soltar cosas como Shonda no se baña, es decir, veo una entrevista y ya lo conozco y seguir tan campantes

MacGuffin dijo...

Mobius, las críticas hacia Studio 60 en su momento fueron terribles, y lo acusaban exactamente de lo mismo: de subirse al pedestal de la superioridad moral y dedicarse a predicar. Más tarde, el propio Sorkin reconoció que había estado demasiado enfadado mientras hacía la serie y que eso la había perjudicado.

Yo sí creo que siempre corre el riesgo de andar lecciones morales y de, por tanto, alienar al personal. Veremos qué ha hecho esta vez.

satrian dijo...

Sorkin reconoce que no está muy orgulloso de sus guiones para Studio 60 y Sports Night, aunque a mí me siguen pareciendo igual de buenos, pero si algo más polémicos.

Alx Zero dijo...

Leyendo las críticas de The Newsroom me vino a la cabeza la misma idea, que Weiner se prepare, que tras Mad Men, la crítica no le va a pasar ni una.