25 julio 2013

El cuartel general de los 'nerds'

Los vídeos e imágenes más habituales que nos llegan siempre de Comic-Con son esas habituales grabaciones caseras de los paneles oficiales, con el logo de la convención detrás y un montón de fans gritando como locos, o las breves entrevistas de tres minutos que se hacen en la "zona mixta", como si dijéramos, el espacio dedicado a la prensa un poco al estilo de las alfombras rojas. Sin embargo, a poco que uno explore algo más en los vídeos relacionados de YouTube, aparecen muchos otros eventos que también tienen lugar en San Diego, y que tienen contacto con Comic-Con, pero que a lo mejor no se celebran ni en el centro de convenciones ni en el hotel Hilton anexo que sirve como segunda sede para las charlas. Uno de esos eventos es Nerd HQ, una iniciativa del actor Zachari Levi ("Chuck") puesta en pie hace unos tres o cuatro años, y que nació un poco como respuesta a esa queja habitual de que Comic-Con cada vez es más grande, está más saturado de gente y más invadido por las grandes corporaciones del entretenimiento (el propio Levi lo explica en una entrevista en The Hollywood Reporter).

La idea detrás de Nerd HQ es ofrecer una experiencia algo más relajada y personal de lo que puede ser la convención, pero para los que seguimos todo ese fin de semana desde casa, lo más interesante son las charlas. Bastantes de los mismos participantes en los paneles oficiales de Comic-Con se pasan luego por allí para participar en una conversación más informal en la que las preguntas las hacen directamente los fans. Casi toda la gente que va a Nerd HQ tiene una serie de televisión que promocionar, pero tampoco es raro que el panel consista sólo en dos clásicos de la convención como Alan Tudyk y Nathan Fillion charlando durante una hora. Si los participantes son dos o más de dos, ni siquiera hay moderador sobre el escenario; los asistentes conocen el modo en el que funciona todo, y la conversación suele ser bastante fluida. Hay menos preguntas de vergüenza ajena como las que se hacen en los paneles oficiales, y también hay algo más de espacio para que haya interacciones divertidas y se hagan tontunas variadas.

Por ejemplo, en la charla de "Sherlock", Mark Gatiss acaba siendo la revelación por su habilidad para sacarle punta a todo, mientras Bryan Fuller demuestra saber muy bien cómo hacer de maestro de ceremonias de la de "Hannibal". Richard Madden (Robb Stark en "Juego de tronos") tiene una conversación para él solo bastante interesante y simpática, y que acaban "saboteando" Matt Smith y Jenna Coleman ("Doctor Who") aprovechando la conexión personal que tienen con él (Madden y Coleman son novios, por si alguien no lo sabía), y Tatiana Maslany, Jordan Gavaris y Dylan Bruce tiraron de encanto para meterse en el bolsillo a los fans de "Orphan Black". Hasta hubo una charla con Evangeline Lilly, que estaba en San Diego porque será la elfa Tauriel en las dos siguientes partes de "El hobbit", y la ya tradicional con Joss Whedon. En Basura and TV recopilan unas cuantas de las series que pasaron por Comic-Con, enlazando en casi todas su panel oficial y la charla de Nerd HQ, y la diferencia de tono es bastante significativa. Y casi que mola más que esa convención extra-oficial se haga en un lateral del estadio de los San Diego Padres de béisbol.

P.D.: La foto de arriba se encuentra en esta entrada de FrikArte sobre el paso de "Orphan Black" por San Diego, y estos últimos días han aparecido un par de artículos en sendos blogs estadounidenses que pueden ayudarnos a hacernos una idea de cómo es ese evento por dentro. El primero es éste de BuzzFeed que sigue al reparto de "Arrow" durante su presencia allí, entre junkets de prensa, paneles y sesiones de firma de autógrafos, y el segundo es uno muy interesante en Grantland que cuenta cómo fue pasar todo el sábado en la sala más grande de la convención, el Hall H de los 6.500 asientos, que se reserva para los próximos taquillazos de Hollywood y para series convertidas en fenómenos pop tipo "The Walking Dead" y "Juego de tronos".
Publicar un comentario en la entrada