07 julio 2013

El desfacedor de entuertos

Hubo una época en televisión en la que tenías suficiente con poner a un antihéroe de protagonista para lograr una serie interesante. Ibas en contra de la tendencia mayoritaria de tener personajes centrales de una pieza, esencialmente buenos y que casi nunca se equivocaban, y eso ya te concedía cierta ventaja. Sin embargo, esa época ya se ha pasado. Ya ni siquiera sirve sólo con utilizar una antiheroína, porque personajes como Carrie Mathison, Hannah Horvath o Amy Jellicoe (hasta Tara Gregson y Nancy Botwin) han llevado el concepto hasta algunas de sus últimas consecuencias.

"Ray Donovan", por tanto, tiene que hacer algo más aparte de colocar a un "solucionador" de los problemas de los ricos y poderosos de Los Ángeles como su gran protagonista, rodearlo de conflictos familiares y laborales de todo tipo y retratarlo como alguien con principios y cierto código ético, pero con sus fallos, alguien que empezó con buenas intenciones pero que las perdió por el camino. A Ray y la principal fuente de sus desvelos, su padre ex presidiario, nos los presentan bastante bien, ¿pero qué pasa con el resto de la serie? ¿Hay de verdad algo nuevo o interesante que contar ahí, algo que no haya contado ya "Scandal" con unas dosis de locura mucho más amplias? El primer episodio no ofrece demasidas razones para el entusiasmo, más allá de que ver enfrentarse a Liev Schreiber y Jon Voight puede ser entretenido. Para crear conflictos, se dedica a poner en el camino de Ray todos los obstáculos posibles, y de toda índole, y poco más.

Ese capítulo inicial nos presenta los diferentes frentes que Ray tiene abiertos, desde su padre y sus hermanos a sus jefes y sus clientes, pasando por su mujer y sus hijos, y parece que cada uno de ellos es una serie diferente, en la que sus actores se mueven en planos distintos del que habita Schreiber. Éste da perfectamente el tipo del "enforcer", la persona que hace el trabajo sucio sin hacer demasiadas preguntas y que es más un hombre de acción que de palabra, pero tampoco es un personaje con tanto tirón, o tanto carisma, o tan rompedor como para justificar por sí solo la existencia de "Ray Donovan". De momento, no obstante, su piloto se estrenó superando en audiencia al de "Homeland", y la temporada va a verse detrás de la última de "Dexter". Quizás la serie encuentre su camino más pronto que tarde.

Música de la semana: Los chicos de Basura and TV han abierto un Tumblr en el que recopilan las canciones que suenan en algunas de las series que ven, "What song sounds on my TV?". Una de esas canciones se escuchaba en "Bunheads", que siempre ha tenido peculiares elecciones para las escenas de baile, como la de utilizar la versión que Weezer y Hayley Williams hicieron de "The rainbow connection" para la película de "The Muppets". La original, por cierto, la cantaba la propia rana Gustavo en la primera película de los Teleñecos, y estuvo nominada al Oscar en 1979.
Publicar un comentario en la entrada