01 septiembre 2013

El hombre detrás de "Star Trek"



En 1991 fallecía Gene Roddenberry, el hombre que había creado "Star Trek". Su hijo, Eugene, tenía 17 años y ningún interés por conocer la obra de su padre; de hecho, de niño había sido más fan de "La guerra de las galaxias" que de la serie de Kirk y Spock, que había sido cancelada ocho años antes del estreno de la película de George Lucas. Sin embargo, algo empezó a cambiar en él cuando llegó al funeral y vio que medio Hollywood estaba allí, y que de vez en cuando le llegaban cartas y comentarios de fans que afirmaban que "Star Trek" les había cambiado la vida, o que les había llevado a interesarse por la ciencia y ahora eran astrofísicos e ingenieros en el Instituto Tecnológico de California o en la NASA. El joven Roddenberry, picado por la curiosidad, comenzó a ir a convenciones de trekkies y a intentar conocer a su padre, con el que no tenía una relación demasiado estrecha, a través de su trabajo y, especialmente, del impacto que ese trabajo había tenido en otras personas.

Así surgió "Trek Nation", un documental que cuenta no tanto el legado de "Star Trek", y cómo fue gestándose desde mediados de los 60, sino quién era realmente Gene Roddenberry. Es la búsqueda de un hijo por comprender a su padre, por intentar conocerlo mejor una vez que ya no lo tenía a él para preguntarle sus dudas. Pero como Roddenberry y la serie están indisociablemente unidos, el viaje de descubrimiento de uno lleva a que conozcamos mejor las circunstancias en las que se creó "Star Trek", las ideas que latían bajo ella y el peculiar camino que siguió para convertirse en un título de culto, y en un enorme éxito, después de haber sido cancelada en la tercera temporada, muy poco antes de que el Apolo XI aterrizara en la Luna. El optimismo, la creencia en el potencial de la humanidad y en la colaboración y tolerancia entre todas las personas, por muy diferentes que fueran, eran los mensajes que transmitían aquellas primeras aventuras de la USS Enterprise, y los transmitían en una época convulsa marcada en Estados Unidos por las protestas contra la guerra de Vietnam y la lucha de la comunidad negra por sus derechos civiles.

Sin embargo, en su primera emisión no logró convencer a los suficientes espectadores para que la NBC la mantuviera en antena, y no empezó a encontrar realmente su público hasta que no pasó a la sindicación. Eso permitió que "Star Trek" se mantuviera con vida durante los 70 y, así, cuando "La guerra de las galaxias" se convirtió en un fenómeno totalmente inesperado en 1977, Paramount tenía el arma perfecta para buscar su propia saga espacial; no tenía más que pedirle a Roddenberry que resucitara su serie (la ABC lo intentó por su lado con la "Battlestar Galactica" original, estrenada en 1978, y cancelada al final de aquella primera temporada). Aquello dio el verdadero pistoletazo de salida a todo el imperio "Star Trek" que hemos visto después, hasta llegar a las dos últimas películas dirigidas por J.J. Abrams, y "Trek Nation" sigue toda esa evolución contando, al mismo tiempo, cómo los fans idolatraban a Roddenberry, que acabó creyéndose un poquito demasiado la etiqueta de visionario que le adjudicaba todo el mundo, y cómo él, a su vez, no era ningún prototipo de hombre ideal (era, por ejemplo, un mujeriego empedernido con el hábito de engañar constantemente a las dos esposas que tuvo). Resulta bastante interesante, por ejemplo, cómo Ron Moore recuerda las peleas que tenían las guionistas de "Star Trek, la nueva generación" para darle conflictos a los personajes, porque para entonces, Roddenberry quería que fuera un modelo de conducta intachable a seguir por los fans.

Éstos últimos son lo más interesante del documental. El hijo de Gene busca a su padre a través de los seguidores de su obra, así que recoge declaraciones de asistentes a convenciones y también de fans famosos como, por ejemplo, Seth McFarlane, Rob Zombie o hasta el propio George Lucas. Todos le hacen partícipe del modo en el que "Star Trek" les influyó, de un modo u otro, y permiten que nos hagamos una idea de por qué sigue siendo uno de los fandoms más numeroso y activo de la cultura pop. Además, si nos contamos entre esos seguidores, puede ser curioso ver después "The Captains", un documental que William Shatner dirigió sobre los cinco actores que han interpretado a capitanes de naves de la Flota Estelar, él incluido. Traza perfiles tanto sobre su propia trayectoria como sobre la de Patrick Stewart ("La nueva generación"), Avery Brooks ("Espacio Profundo 9"), Kate Mulgrew ("Voyager") y Scott Bakula ("Enterprise"), y habla con ellos sobre lo que representaba sentarse en la silla de comandante de una de aquellas naves, y el coste personal que acarreaba ser el líder de una de aquellas series. A veces, Shatner está demasiado encantado de haberse conocido, pero para un trekkie es interesante.

Música de la semana: Como ya es tradición en cuanto empieza septiembre, ITV ha lanzado ya el trailer de la nueva temporada de "Downton Abbey", y esta vez, en lugar de utilizar versiones corales de éxitos de los 80, como "Every breath you take", han optado por un grupo actual, The Joy Formidable, que aporta el tema "The turnaround". O, siendo más concretos, la segunda parte de este tema.
Publicar un comentario en la entrada