14 septiembre 2014

Cuando Andrew encontró a Eliza

El otro día comentamos cómo las comedias románticas habían huido del cine y habían encontrado acomodo en la televisión, y cómo hay varios estrenos del otoño que encajan en  las convenciones del género. El caso más claro es "A to Z", que desde el principio recuerda inevitablemente a "(500) días juntos" por su apunte de que va a contar los ocho meses de relación de Andrew y Zelda, porque él es un romántico que trabaja en una empresa de citas online (no escribe tarjetas de felicitación) y porque ella no cree en el destino, pero decide darle una oportunidad. Detrás de la comedia está la productora de Rashida Jones y Will McCormack, y su principal baza, como ocurre en toda buena rom-com que se precie, es la gran química entre sus protagonistas, Ben Feldman y Cristin Milioti.

Milioti ya mereció más tiempo en pantalla del que tuvo en la última temporada de "Cómo conocí a vuestra madre", y forma con Ben Feldman una pareja adorable, simpática y de la que es difícil que nos cansemos. Ésa es una de las claves de estas comedias románticas televisivas; sus personajes no tienen que agotarnos, tenemos que querer verlos durante veinte minutos todas las semanas a lo largo de los años, y realmente tienen potencial para conseguir algo divertido y moderno. De hecho, con un esquema muy clásico, "A to Z" tiene una apariencia más fresca y moderna que "Selfie", la comedia de ABC sobre una joven obsesionada con contar lo maravillosa que es su vida a través de autofotos en Instagram, actualizaciones en Twitter y en Facebook, hasta que un día se da cuenta de que, en realidad, esa vida está vacía y esos amigos son de verdad virtuales. Y recurre a un compañero de trabajo para que sea su particular Pigmalión y la ayude a cambiar, a dejar de ser tan superficial y de pasar el día sólo pensando en el selfie que puede sacar en cada momento.

También tiene la ventaja de que Karen Gillan y John Cho tienen buena química, pero el resto de la serie aún tiene que situarse a su altura. Gillan es, básicamente, una actriz cómica que, sin embargo, se hizo famosa acompañando a Matt Smith en "Doctor Who", y lo que necesita es que su personaje vaya adquiriendo más matices. Es un movimiento curioso que, después de Amy Pond y de "Guardianes de la galaxia", Gillan vaya a protagonizar una sitcom en ABC, pero tal vez eso es también un signo de que la frontera entre cine y tele es más permeable que nunca. O quizás es que la tele tiene más hueco para alguien como esta escocesa, que midiendo casi 1,80 y siendo guapa y pelirroja, puede hacer algo diferente en las series, sin quedarse sólo en papeles de novia de (aunque tiene una cinta de terror, "Oculus", también pendiente de estreno fuera de Estados Unidos).

La clave para "A to Z" y para "Selfie" estará en ver si los espectadores quieren ver rom-coms en televisión, si compran la relación entre sus protagonistas y sus guionistas sacan más provecho al humor. Ambas tienen potencial, a pesar de que el piloto de la de ABC no es demasiado destacable, pero es una incógnita intentar adivinar por dónde evolucionarán. A priori, la de NBC tiene más posibilidades, pero nunca se sabe si se estancará y será "Selfie" la que sepa cómo crecer, o al revés.

Música de la semana: Uno de los momentos más simpáticos de "Selfie" es cuando las compañeras de Eliza la ayudan a arreglarse para una boda y cantan "Bad romance", de Lady Gaga. La cantante estadounidense sorprendió a bastantes de sus fans al grabar varios duetos con Tony Bennett, veteranísimo crooner. Una de aquellas canciones fue "Anything goes".
Publicar un comentario