28 septiembre 2014

El karma de Karma

Los calendarios de programación de las cadenas a veces no parecen seguir ninguna lógica. Ya es conocida la total locura de las divisiones de temporada de ABC Family, que pueden hacer que la primera temporada de una serie como "Switched at birth" tenga más de 30 capítulos, pero MTV a veces tampoco se queda atrás. Esta primavera, por ejemplo, estrenaron "Faking it" como nuevo intento de aprovechar la "marca" de humor adolescente de "Awkward", y tras sólo ocho episodios, y casi sin dar tiempo a que nos olvidemos de Amy y Karma, tenemos aquí ya la segunda entrega, que serán ahora diez capítulos. Es curioso comprobar cómo ha evolucionado la comedia en tan poco espacio de tiempo. De una premisa que podía resultar ofensiva, y con poco margen de maniobra, como que Amy y Karma simulen ser pareja para poder ser populares, ha pasado a arrancar temporada habiendo otorgado a dicha premisa más capas.

Por supuesto, el giro al final del piloto de que Amy descubra que ella no está mintiendo en lo que respecta a sus sentimientos por su mejor amiga ya fue encaminando la serie hacia lo que es ahora, pero todavía quedaban algunas cosas que debían mejorarse. Por ejemplo, Lauren, la hermanastra de Amy, de la que sólo sabíamos que era la típica "chica mala" y que tomaba unas misteriosas pastillas. La revelación de por qué las toma lleva el personaje por un camino completamente diferente, y también permite que veamos sus acciones en la primera entrega de un modo un poco distinto (en BuzzFeed cuentan un poco más sobre eso, pero cuidado, que hay spoilers). Además, simplemente con ese giro, "Faking it" se convierte en una rara avis en la televisión estadounidense, dispuesta a explorar personajes que no suelen verse así en las series (ésta y "Transparent" formarían una peculiar sesión doble).

Las dudas no sólo sobre su sexualidad, sino sobre qué tipo de personas quieren ser cuando sean adultos es en lo que se centra la serie. Es en lo que se centra cualquier título de adolescentes que realmente merezca la pena (a no ser que sean sátiras que lo parodien todo), y justo por ahí es donde "Faking it" puede confirmarse como una opción que merece mantenerse en la parrilla durante más tiempo. No penséis, después de toda esta parrafada, que es un drama muy serio, porque el lado de comedia no lo ha perdido. Como hemos dicho otras veces, su humor no es el ácido y a, veces, desmitificador de "Awkward", pero consigue algunos momentos inspirados. El enredo entre Amy y Liam (y la madre de Liam) y cómo Lauren exagera su reacción para intentar que su secreto no salga a la luz son momentos que, dentro de que pueden estar bordeando el exceso, permiten que el resto de emociones de los personajes puedan mantenerse más reales, como quien dice.

Mientras tanto, lo que hemos visto es que las tornas se han vuelto contra Karma. Ahora es Amy la que no termina de ser sincera con ella, la que guarda un secreto que no quiere que, especialmente, ella descubra, lo que va a complicar más el intento de Karma de no perder a su mejor amiga. ¿Qué quieren realmente ambas de la otra persona? ¿Qué tipo de persona quieren ser?

Música de la semana:  "Forever" es uno de los nuevos procedimentales de esta temporada televisiva, con el giro de que su protagonista es inmortal. Tal vez lo más curioso del primer episodio es que presenten a una de las secundarias al ritmo de "Do I wanna know", de Arctic Monkeys.
Publicar un comentario en la entrada