19 septiembre 2014

El club de las pulseras rojas



En un principio, “RedBand Society”, el remake de FOX de “Polseres vermelles”, no ha podido estrenarse en mejor momento. “Bajo la misma estrella” ha sido uno de los pequeños éxitos del verano, y las películas con adolescentes que se enfrentan a su propia mortalidad se han  convertido en la nueva tendencia (además de Shailene Woodley, Dakota Fanning y Chloë Moretz han protagonizado las suyas), pero todo esto no garantiza que los niños enfermos de cáncer de la serie vayan a tener la misma acogida entre el público televisivo. De hecho, el piloto tuvo una acogida más bien discreta (aunque, al parecer, sí logró atraer la atención de las chicas adolescentes), y sus opciones de futuro no parecen demasiado halagüeñas. FOX no termina de encontrar la fórmula para volver a escalar posiciones en las audiencias.

Si dejamos de lado ese aspecto (del que ya nos preocuparemos dentro de un mes), “Red Band Society” resulta una adaptación muy fiel del original de TV3, incluso con sus cambios. El más destacable es, por supuesto, que la atención de la serie no esté solo en los chicos, sino en parte del staff del hospital, especialmente la enfermera interpretada por Octavia Spencer y el médico al que da vida Dave Annable. Aún no se sabe cómo se integrarán en la trama de los adolescentes, pero eso la acerca un poco más a ese referente de “Es mi vida” que todo el mundo no deja de mencionar en cada artículo sobre la serie. Es un listón quizás demasiado alto, y esos ligeros toques fantásticos con el coma de Charlie la apartan un poco de ese camino, pero sí sirve para que el público se haga una idea de que “Red Band Society” va a por nuestra fibra sensible.

A veces va a por ella de un modo demasiado manipulador, que es un riesgo que también estaba presente en “Polseres vermelles”, y que es el lado por el que han llegado la mayoría de las críticas negativas. La serie bebe un poco de “Glee” también, y quiere presentar la historia de sus personajes, por muy dramática que pueda ser, de un modo optimista y humano. No hay ningún personaje que deje una impresión tan rápida como lo hacía Lleó en la original, y por ahora tampoco está ese discurso de los componentes de un grupo que utiliza como excusa para formar su nuevo grupo de amigos, pero el tono mantiene la fidelidad a “Pulseras rojas”. Como ocurre siempre, todo depende de cómo evolucione después la serie y, sobre todo, si tendrá tiempo para que pueda hacerlo.
Publicar un comentario