24 enero 2016

Entre Wanheda y Peridot

"Los 100" ha sido una de las series revelación de los últimos años en la televisión estadounidense. Desde sus inicios como un intento de The CW de subirse al carro de las distopías juveniles de ciencia ficción, ha evolucionado hacia algo bastante más complejo y con su propia personalidad, que queda perfectamente clara en el principio de su tercera temporada. En una serie sobre supervivencia, sobre las decisiones que se toman para conseguirla y sobre las consecuencias que tienen dichas decisiones, y lo difícil que puede ser vivir con ellas. Ningún personaje en la serie se ha librado de ese peso, aunque sea Clarke la que lo haya ejemplificado mejor y la que esté más afectada por él, y aunque el primer episodio de la nueva temporada muestra a Terrestres y habitantes del Arca en una tregua (frágil, pero tregua, al fin y al cabo), el fantasma de lo que hicieron para alcanzarla sigue revoloteando sobre sus cabezas.

Es Clarke quien lo tiene aún más presente, lógicamente, sobre todo porque la ha definido para buena parte del mundo exterior. Cómo evolucione a partir de aquí puede ser un camino interesante para una entrega en la que se nos empieza a dar algo de información sobre cómo ocurrió el holocausto nuclear que forzó al exilio en el Arca, y en la que nuestros conocimientos de los Terrestres también están ampliándose con la introducción de la Nación del Hielo. "Los 100" parece estar manejando dos tramas paralelas que, por ahora, son independientes (la de Jaha y la Ciudad de la Luz y la del resto de personajes), pero en las que da la sensación de que está presente aquella frase tan citada del comandante Adama al principio de "Battlestar Galactica": no puedes huir de las cosas que has creado. Jason Rothenberg, el showrunner de la serie, explica más cosas en esta entrevista.

Otra serie que está adentrándose en un terreno mucho más interesante es "Steven Universe", que aprovecha sus Steven Bomb, o emisiones diarias de capítulos nuevos durante una semana, para contar una única historia. La última de estas "bombas" ha girado en torno a la amenaza que se cierne sobre la Tierra en esta segunda temporada y ha seguido profundizando en uno de los personajes más logrados de la serie, Peridot. La que era una de las villanas al principio ha evolucionado hacia algo más parecido a una aliada, y se ha ganado también el favor de los fans gracias a su peculiar personalidad. Su irritación por estar atrapada en la Tierra, su forma de pensar completamente lógica y literal, la manera en la que se relaciona con Steven... Todo eso ha dejado grandes momentos cómicos en la serie, y ha ido perfilando a un personaje que representa también ese mundo jerarquizado, intransigente y frío del que huyeron las Gemas de Cristal.

Peridot es nuestra ventana a ese planeta original de las Gemas y a su manera de pensar, en la que cualquier cosa que se salga de lo preestablecido es antinatural y totalmente incomprensible. La expansión que ha vivido "Steven Universe" con esta última tanda de capítulos ha sido muy notable porque, de hecho, casi parece una serie diferente de la que era cuando arrancó. Rebecca Sugar, su creadora, ha explicado en varias entrevistas que, como todo está contado desde el punto de vista de Steven, la historia pasada de las Gemas y la naturaleza de los peligros que acechan a la Tierra se van desvelando según las va aprendiendo su protagonista, y él mismo es también un contrapunto muy interesante para la rigidez mental inicial de Peridot. Su frustración y su mentalidad de ingeniero llevada al extremo han sido dos grandes añadidos para la serie.

Música de la semana: El arranque de la tercera temporada de "Los 100" dejó un momento que recordaba a las escenas de "Generation Kill" en las que los soldados pasaban el rato en los todoterrenos cantando, en su caso, las canciones más cursis que se les ocurrían. En la serie de The CW, lo que sonaba era "Add it up", un viejo éxito de una banda ya clásica del rock indie americano como Violent Femmes.
Publicar un comentario en la entrada