11 enero 2016

Más Globos de Oro que nunca


Ay, los Globos de Oro. ¿Qué podemos hacer con ellos? Siempre hemos dicho que la HFPA suele ir por libre, que le encanta premiar a estrellas y que tener una gala en la que se da de cenar, y de beber, permite que sus premios sean más relajados, pero es verdad que, a veces, parece que son los propios votantes los que iban un poco borrachos cuando eligieron a los ganadores. Teniendo eso en cuenta, y que las categorías de televisión nunca han sido demasiado importantes para ellos, se entienden muchas cosas, como ese galardón a mejor actriz de miniserie para Lady Gaga por "American Horror Story: Hotel".

Cuando salieron las nominaciones, ya se vio que las televisivas iban a deparar unas cuantas sorpresas, y así fue. Las rotundas victorias de "Mozart in the jungle", en comedia, y "Mr. Robot" en drama, entraban en la lógica de los Globos de ser los primeros en premiar a los estrenos más llamativos del año, aunque la segunda tiene también candidaturas en los SAG y en los Critics' Choice. No es una ganadora tan excéntrica como la comedia de Amazon, que sucede a "Transparent" como reina de la categoría y que fue sólo la segunda vencedora más sorprendente de la noche, después de que Rachel Bloom también llevara, por segundo año consecutivo, el premio a actriz de comedia a The CW por su poco vista "Crazy ex-girlfriend". Bloom, además, reconoció que el camino que había seguido hasta estar en aquel escenario había sido muy improbable, pues cuando Showtime rechazó inicialmente la serie, no pensaban que fueran a tener otra oportunidad.

Como decimos, los premios de televisión pusieron a prueba la capacidad de sorpresa (e indignación) de bastantes espectadores. Sólo los de Taraji P. Henson, como actriz de drama, y "Wolf Hall" como mejor miniserie entraron en algún tipo de guión, mientras que los de cine sí acabaron siguiendo cierta narrativa. De hecho, puede decirse que la mayor sorpresa la puso Kate Winslet al ganar como secundaria por "Steve Jobs", porque el premio a Brie Larson en actriz de drama no es inesperado, teniendo en cuenta que su trabajo en "La habitación" cada vez gana más inercia de cara a los Oscar. Al final, "El renacido" y "Marte (The martian") dominaron sus respectivas categorías, y eso que Ricky Gervais se quedó a gusto haciendo chistes sobre si realmente la cinta de Ridley Scott era una comedia.

Si queréis ver la lista completa de premiados, podéis echarle un vistazo aquí, pero puedeh resumirse en una completa e imprevisible locura en televisión, y en algo menos arriesgado en cine. Aunque, teniendo en cuenta la volatilidad de esta carrera al Oscar, "riesgo" es un término que no es tan fácil de adjudicar si no hay favoritas claras llevándoselo todo en premios anteriores. Como mucho, se le puede aplicar a Ricky Gervais, pero que aunque tuvo sus momentos con puyas constantes a la HFPA, recordando a los ganadores que no se tomaran tan en serio los galardones, y reeditando su polémica con Mel Gibson, ha perdido ya gran parte del factor sorpresa. Chris Rock es también un cómico muy agitador, pero veremos si en los Oscar supera a Gervais o se queda a medias, como en su anterior entrega de los premios de la Academia, en 2005.

La verdad es que, al final, los Globos no tuvieron una gala especialmente destacable, si descontamos los ganadores inesperados. Sí que hubo, como siempre, parejas de presentadores y asistentes que llamaron la atención, por una razón por otra. Amy Schumer y Jennifer Lawrence se dedicaron a hacer el ganso mientras presentaban un premio (consiguieron sentarse juntas en la misma mesa), consolidando la obsesión de los medios estadounidenses por su amistad, mientras Will Ferrell y Mark Wahlberg aparecieron con gafas de Nochevieja. Fue habitual que los presentadores se quejaran del teleprompter, como hicieron Jaime Alexander y Amber Heard, y Eva Longoria y America Ferrera satirizaron la confusión de la segunda con Gina Rodríguez durante la lectura de las nominaciones,m hace un mes.

También se vio por allí a los recién prometidos Sam Esmail y Emmy Rossum (que fue quien le recomendó a Rami Malek a Esmail para protagonizar "Mr. Robot"), a otros prometidos como Jaime Alexander y Peter Facinelli, a Olivia Wilde y Jason Sudeikis, que llevaba unas Jordan XI, a Harrison Ford y Calista Flockhart, a Denis O'Hare con unas plataformas de infarto, a Regina King con capa blanca, a Gina Rodríguez con su padre (a quien le dedicó su victoria del año pasado), a Mark Rylance con su hija Juliet (que es Cornelia en "The Knick") y su mujer, la dramaturga y compositora Claire Van Kampen, y tuvimos en el escenario el crossover superheroico que aún no hemos visto en pantalla cuando Melissa Benoist y Grant Gustin presentaron juntos un premio. Y todo el mundo quería sacarse fotos con Oscar Isaac, mejor actor en miniserie por "Show me a hero", sobre todo, Gina Rodríguez.
Publicar un comentario en la entrada