22 enero 2016

Peggy en Los Ángeles

Entre las series de Marvel en Netflix, el universo expandido a partir de "Arrow" y las futuras series de X-Men en FOX (o esa fallida "Heroes reborn"), los títulos de superhéroes están siendo casi tan omnipresentes en la televisión como en el cine, y buena parte de ellos comparten también el tono serio y trascendente de sus aventuras en la gran pantalla. Por eso, cuando llegan series que apuestan por algo más ligero y por la diversión, no es raro que los fans las abracen como si llevaran años esperándolas. O a lo mejor no las acogen exactamente así, pero es innegable que los espectadores que siguen "The Flash" y "Supergirl", por ejemplo, lo hacen en parte porque resulta muy refrescante ver cómo Barry y Kara disfrutan con sus poderes.

Algo similar se puede aplicar a "Agent Carter", uno de los estrenos más simpáticos y con más encanto de la pasada midseason, que la ABC programa en el hiato invernal de "Agents of SHIELD". Su primera temporada nos presentó no sólo a los compañeros de Peggy Carter en la SSR, sino que profundizó y expandió un personaje que se había introducido en "Capitán América. El primer vengador" y lo rodeó de villanos tan entretenidos como Dottie Underwood, una mala que disfruta también siendo mala, lo que igualmente es un bienvenido cambio con respecto a los villanos asaltados por sus demonios personales tan sobreexplotados por las historias recientes de superhéroes. Las aventuras de Peggy se convirtieron en una cita semanal con la diversión sin mayores pretensiones, y con un personaje central fantásticamente interpretado por Hayley Atwell, así que había mucha curiosidad por ver cómo regresaba la serie con, además, mudanza de la trama a Los Ángeles.

Los dos primeros episodios de la segunda temporada de "Agent Carter" despejan cualquier duda que pudiéramos tener sobre ese cambio de escenario. La serie se muestra mucho más segura de sí misma y se anima a adentrarse en una historia mucho más comiquera con una villana que puede dar mucho juego, Whitney "Madame Máscara" Frost, a la que incluso quienes sólo hayan leído los cómics de "Ojo de Halcón" de Matt Fraction reconocerán como una rival más que a la altura para Peggy. Se apunta también a una conspiración al más alto nivel y tenemos de fondo una ciudad que, en 1947, tenía serios problemas con la mafia y la corrupción policial, y a la que llegaban multitud de jóvenes buscando su oportunidad en Hollywood. Ése es también el año del famoso asesinato de la Dalia Negra, así que Michelle Fazekas y Tara Butters tienen mucho material para las nuevas aventuras de Peggy.

Ésta, a todo esto, sigue siendo uno de los mejores personajes femeninos de la televisión estadounidense actual. El dúo cómico que forma con Jarvis, el mayordomo de Howard Stark, está más potenciado en estos nuevos episodios, en los que todo lo que él encuentra extraño de Los Ángeles (y las pequeñas excentricidades de Stark) dan para geniales momentos sólo superados cuando entra en escena Anna, su esposa, que apunta a ser un añadido que puede aportar aún mayor diversión. Lo que hace arrancar la trama es algo que ya hemos visto antes en "Agents of SHIELD", pero la personalización que "Agent Carter" va a darle puede ser bastante más interesante. La soleada California casa perfectamente con el tono de la serie.
Publicar un comentario en la entrada