14 enero 2016

Los Oscar de los taquillazos


Cuando los Oscar ampliaron las nominadas a mejor película a un máximo de diez, lo hicieron para dar opción a que entraran títulos muy comerciales que, de otro modo, no podrían optar a esa categoría. La culpa la tuvo "El caballero oscuro" (aunque era una táctica que ya se había usado durante los años 30), y ha sido este año cuando se ha visto muy claramente el razonamiento detrás de ello. Que los académicos puedan elegir entre cinco y diez películas para la categoría reina permite, por un lado, que entren títulos pequeños que, de este modo, reciben un importante espaldarazo promocional (como "La habitación" este año), y grandes blockbusters con buenas críticas que, de otro modo, se quedarían fuera, caso de "Mad Max: Furia en la carretera", y que así pueden salir del "gueto" de los premios técnicos.

De hecho, en estas nominaciones de la 88ª edición de los Oscar hay unas cuantas cintas que pueden considerarse blockbusters entre las que acumulan más candidaturas. En mejor película también esta "Marte (The Martian)", por ejemplo, y luego hay cintas clásicas y de toda la vida como "El puente de los espías" y "Brooklyn", e historias que cuentan algo importante y relevante, caso de "Spotlight" y "La gran apuesta". "El renacido" encaja también en esta dinámica, además de que los Oscar se dejan llevar también por su amor por Alejandro González Iñárritu, que aparte de haber ganado el año pasado con "Birdman", siempre ha conseguido que sus filmes rasquen algo en los premios de la Academia de Hollywood. Eso sí, no tomemos ahora sus victorias en los Globos de Oro como oráculo de nada. Los favoritos a los Oscar siguen estando muy en el aire.

Si queréis ver la lista completa de nominaciones, podéis hacerlo en su web oficial, y así podéis volver a subiros al carro de Twitter de pedir el galardón a mejor actor para Leonardo Di Caprio, o podéis discutir que Rooney Mara, nominada en secundaria, es tan protagonista como Cate Blanchett en "Carol" (casi más), candidata en principal. O podéis apostar si Hollywood podrá resistirse al comeback de Sylvester Stallone, nominado en secundario por "Creed" cuarenta años después de la victoria de "Rocky", o si se dejará llevar por la clase y la veteranía teatral de Mark Rylance. Por cierto, que la ausencia de Michael B. Jordan entre los actores principales (y la de Idris Elba por "Beasts of no nation") ha desempolvado aquel #OscarsSoWhite del año pasado, así que veremos de nuevo los artículos comparando la situación de las minorías raciales en cine y televisión.

Probablemente, hablaremos mucho más de los Oscar en estas semanas hasta el 28 de febrero. Al final, las nominadas han sido, más o menos, las que más sonaban desde finales del año pasado, Rachel McAddams por "Spotlight" incluida. La actriz, por cierto, cierra así un buen año, en el que fue la única que se salvó de la lapidación a la segunda temporada de "True Detective", y también puede decirse que Netflix ha tenido un buen año, relativamente. No ha podido colar "Beasts of no nation", pero sí ha metido dos de sus producciones entre los documentales, "What happened, miss Simone?" y "Winter on fire". Y del resto de candidaturas, ha sido una sorpresa la inclusión de "Star Wars. El despertar de la fuerza" en montaje, una categoría que suele reservarse a las que también están en mejor película (aunque en 2012 ganó "Los hombres que no amaban a las mujeres"), pero es igualmente una sorpresa relativa.

Por lo demás, y hablando aquí desde un punto de vista personal, son muy merecidas las nominaciones de "Carol" y "Sicario" en fotografía y la de "Ex Machina" en efectos visuales, y es realmente divertido ver, en guión original, a "Del revés" y "Straight outta Compton", que se conforma con esa nominación después de su éxito de taquilla durante los primeros meses del otoño. A partir de esta semana, empezarán a llegar los premios de los críticos y de los gremios, y veremos si intentan adivinar qué ganará el 28 de febrero, o si optan por premiar lo que de verdad les guste. ¿Seguirá siendo la carrera de la incertidumbre?
Publicar un comentario en la entrada