04 diciembre 2006

La aventura del soldado y el prisionero

AVISO SPOILERS: Si no habéis visto nada de la tercera temporada de "Verónica Mars", mejor no sigáis leyendo, o dejad esta entrada para cuando la hayáis visto.

Al final, Rob Thomas tenía razón cuando decía que los ocho episodios de este principio de tercera temporada estaban llenos de pequeñas pistas sobre la identidad del verdadero violador de Hearst. Para no perder la costumbre, el noveno capítulo, en el que el misterio se resuelve y se presenta otro, estuvo tan lleno de acontecimientos como los finales de temporada (al fin y al cabo, la serie se va de vacaciones hasta enero, frak), y la extraña relación entre Mercer y Moe queda perfectamente explicada en cuanto Moe llama a Mercer "señor" y éste le responde llamándole "prisionero". ¿Os acordáis del experimento en el que participan Wallace y Logan, y como Moe dice que a él le cambió la vida?
Dicho esto, es cierto que, tal vez, las pistas fueran demasiado sutiles y no se repitieran un poco más para llamarnos la atención, pero que Mercer tuviera todo ese GHB era signitificativo. ¿O no recuerda Verónica en un episodio la navaja de Occam? Teniendo en cuenta las dificultades que la serie está teniendo para atraer a nuevos espectadores, ya resultó todo un éxito que éste fuera el capítulo más visto de la temporada. Veremos qué pasa después del hiato, porque Thomas está reconsiderando la idea de que los misterios se desarrollen a lo largo de diez episodios.
Sigo pensando que la serie es, cada vez más, un estudio sobre Verónica. Un personaje, sobre todo femenino, y una actriz así son unos hallazgos no demasiado comunes para dejarlos escapar. Se veía venir que lo suyo con Logan no tendría futuro (muy bueno el diálogo de Logan, ofreciendo elegir entre el dolor intenso pero pasajero ahora, o el insoportable después), y es de esperar que Piz, cuyos sentimientos hacia Verónica han quedado bastante claros, entre más en juego. Como también esperamos que Wallace y Mac participen más. Wallace siempre ha sido el partenaire de Verónica en todas las mascaradas que ella inventaba en sus investigaciones, y Mac era su suerte de Q hacker. Queremos verlos más, y más si Mac sigue llevando esas camisetas (Pregúntame por mi ETS, je, je). Por cierto, Thomas decidió seguir esa narración hacia atrás que tanto han explotado en "Galáctica", presentando a Verónica huyendo despavorida y contando luego lo que pasó dos días antes. No sé si podré soportar todo diciembre lejos de Neptune.

P.D.: La foto es de un póster del canal Calle 13 francés anunciando la emisión de "Verónica Mars". Me ha parecido de lo más original, y podéis ver más en Verónica Mars Spain.
Publicar un comentario