27 diciembre 2006

Todo está en tu cabeza


ALERTA SPOILERS: Ahora le toca el turno a la segunda temporada de "House", que terminó ayer en Cuatro. Alejaos si sois de los pocos que aún no la habéis visto.


Por las promos americanas, y algunos comentarios que leí por ahí, ya sabía que el episodio final de la segunda temporada de "House" era, digamos, peculiar, una especie de experimento después de un tramo final bastante intenso, marcado por la misteriosa enfermedad de Foreman en el capítulo doble "Euforia" y el cada vez más acuciante dolor de House en el penúltimo episodio, que termina con el plano final de una jeringuilla con morfina que deja la puerta abierta a interesantes posibilidades. Después de todo eso, parece que David Shore decidió darse un respiro y hacer una locura, algo así como aquel final alternativo del capítulo "My mother, the fiend" de "Verónica Mars" que sólo pudo verse por Internet, con la diferencia de que el episodio de "House" sí se emitió.
El golpe de efecto inicial, con el antiguo paciente disparando al doctor House, ya descoloca lo suficiente para que todo lo que sigue después no parezca tan raro, y en cuanto el bueno de Gregory empieza a darse cuenta de que está alucinando, empezamos a verlo con cierta distancia y a pensar que, quizás, todo está pasando dentro de su cabeza, que es lo que ocurre en realidad. En ese periodo entre el disparo y cuando Chase, Cameron y Foreman bajan a House a Urgencias, la lucha del doctor por recuperar la consciencia se muestra a través de ese tiempo paralelo en el que se dejan ver algunos de los miedos y de los sentimientos de House. El asesino frustrado ejerce un poco de su conciencia, con esas apariciones en el mejor estilo del Número Seis de "Galáctica", enfrentándolo a sus temores a equivocarse, a parecer vulnerable y haciéndolo darse cuenta de que confía en su equipo. Wilson y Cuddy lo enfrentan, por su parte, a la posibilidad de que la pierna deje de doler y pueda caminar bien, y en cuanto a Cameron... Parece que Shore decide dar a los shippers de la pareja House-Cameron parte de lo que quieren, pero de una manera malévolamente retorcida, con ese momento con el robot cirujano rodado como si fuera una escena de sexo (que levante la mano quien no pensara en ello, mentes calenturientas).
El resumen de esta segunda temporada no es fácil de hacer porque el parón veraniego en su emisión impide que tengamos una apropiada visión de conjunto, pero he de decir que los últimos 10 u 11 episodios superan bastante a los primeros, donde el personaje de Stacy no terminaba de encajar bien y Wilson ejercía demasiado de asesor sentimental. El 9 de enero empieza la tercera temporada. Este mono se va a pasar pronto.


9 comentarios:

On Air dijo...

Ayer sin duda fue uno de esos capítulos que te dejan Alucinado tal como le paso a House, multitud de reflexiones se deslizaron por todo el capítulo. Con los ojos pegados a la tele estuve ayer, y si lo admito menuda secuencia con la gran Cameron estirada en la mesa con ese robot atacando...jeje. Por cierto en mi blog hoy comento algunas de las reflexiones de ayer en House, pasate si quieres! Saludos de uno nuevo

Noa dijo...

Hola MacGuffin!!!

Volvemos a las andadas sí, y sospechaba con entusiasmo que hoy tu comentario iba en relación al último episodio de House. Genial como siempre.

Felices Fiestas!!!! besossss

Lady Madonna dijo...

La escena del robot es buenísima!!! (y eso que no soy muy shipper) Y el capítulo en general está muy bien.

No había visto ese final alternativo de Veronica. Apuntado queda para esta tarde ;)

salu2

MacGuffin dijo...

Milady, el final alternativo de VM sí que es una auténtica ida de olla. Ya que sólo iba a verse por Internet, Rob Thomas decidió liarse la manta a la cabeza... Merece la pena.

rusia dijo...

Buenísimo y arriesgado, porque en este capítulo han aprovechado el "juego" de las alucinaciones para replantearse todas las premisas básicas de la serie y del personaje de House: desde su cojera hasta la necesidad de hacer cualquier cosa con tal de salvar a un paciente.

Y una queja: Cuatro podría empezar a hacer los descansos en su momento, que las temporadas tienen su sentido...

MacGuffin dijo...

Exacticamente, que parece que hayan pillado la costumbre de Telecinco de inventarse temporadas para Expediente X, porque dejaba de emitirla por donde le daba la gana...

Lady Madonna dijo...

Qué fuerte lo de VM!!!! Es increíble lo que podría haber cambiado la serie con sólo esos dos minutos y pico!

salu2

ALX dijo...

Lo del final de VM es buenísimo. Aún así, durante su segunda temporada me quedé con la sensación de que la familia de Meg escondía más de lo que se sabía. Pero al final Rob Thomas decidió no entrar por ese camino.
Que pena.

Mlo dijo...

Como soy una enganchada a las series (a las buenas) a mi lo que me jode es que en España iempre vayamos por detrás de la emisión americana. Lo único que consiguen es que nos bajemos los episodios de internet. Sólo decirte que he visto los 4 primeros de House de la tercera temporada y me defraudó. A House le hacen una putada que nadie entiende simplemente para que desconfie de sí mismo. Y aunque los comienzos son la ostia (tipo CSI), han desaparecido los casos pequeños en los que House se mofaba tanto. El doblaje en español es muy bueno.