20 agosto 2009

Los protectores

ALERTA SPOILERS: Veo que muchos habéis empezado a ver "In plain sight" ahora, así que igual preferís dejar este comentario sobre el final de la segunda temporada para más adelante.

Al igual que con el final de la quinta temporada de "Medium", la mejorada segunda entrega de "In plain sight" nos deja con un cliffhanger que atañe directamente a su protagonista, pendiendo entre la vida y la muerte en este caso no por un tumor cerebral, sino por un disparo. Es algo así como llevar un poco más lejos las circunstancias del final de la primera temporada y, en lugar de que Mary sea secuestrada por los compinches del novio narcotraficante de su hermana, recibe una bala mientras está protegiendo a una testigo (una sindicalista sudamericana a la que el gobierno de EE.UU. quiere utilizar para cambiar el régimen de ese país), y en una situación tanto fomentada por la testigo como por la propia Mary. Las acciones de las dos terminan llevando a que un pandillero le pegue un tiro a la inspectora Shannon, y que todos los personajes acaben confluyendo en el hospital.

No se avanza gran cosa en el capítulo en cuanto a los evidentes problemas de falta de entendimiento entre Mary y Rafael, obligados a confrontarlos ahora que van a casarse, ni en esos sentimientos revelados a medias de Marshall hacia Mary, que no hacía falta que nos contaran para que comprendiéramos su estado a lo largo del episodio. También cuando él resultó herido en la primera temporada, Mary hizo lo imposible por salvarle la vida y por vengarse de los culpables. No es necesario que nos expliquen que Mary y Marshall son compañeros que harían lo que fuera el uno por el otro porque queda perfectamente claro siempre que comparten plano. Sin embargo, en los últimos episodios sí se ha ido mostrando a una Mary más abierta en cierto sentido, y si los eventos del final de la primera temporada derivaron en una crisis de Mary en toda regla, veremos qué depara su despertar tras la operación (está de moda esta temporada ese truco, ¿eh?).

"In plain sight" tendrá tercera entrega la próxima primavera, con algunos cambios en los productores ejecutivos y un nuevo "impulso narrativo" que renuncio a intentar entender a qué se refiere. Tal vez tenga algo que ver con el tema recurrente del padre de Mary, ese ladrón de bancos desaparecido del que podríamos sospechar que, o bien se fugó, o bien entró en el Programa de Protección de Testigos al entregar a sus compañeros de armas. La supuesta hermana secreta que aparece de repente (interpretada por Laura Prepon, una de las muchas estrellas invitadas de la serie) podría perfectamente resolverse en cualquiera de las dos direcciones. Podría ser quien dice que es, y el señor Shannon es reubicado al descubrirse su verdadera identidad, o podría ser, como sospecha Mary, una agente del FBI encubierta que intenta encontrarlo. Yo me inclino más por la primera opción, pero veremos.

Mientras la relación entre Mary y Marshall siga igual de divertida, los intercambios con Eleanor (un buen añadido) se mantengan con esa ironía y se consigan algunas tramas realmente interesantes con los testigos (o el rabino detective interpretado por Richard Schiff aparezca más a menudo), no hay de qué preocuparse en la tercera temporada. Sería una lástima que, ahora que han encontrado la manera de ser un procedimental con algo distinto que ofrecer, y de sacarle partido a los problemas de los testigos por adaptarse a su nueva vida, lo tiraran todo por la borda para centrarse en los problemas familiares de Mary, por mucho que conciernan al paradero de su padre. Si Marshall no está presente en ellos, la serie pierde interés para mí.
Publicar un comentario