24 agosto 2009

Will they? Won't they?

ALERTA SPOILERS: Como no sé muy bien si esta información podría considerarse spoiler, mejor absteneos de leer si no vais al día con ciertas parejas de "The Office", "Cómo conocí a vuestra madre", "Bones" y "House".

De repente, de cara a la próxima temporada televisiva yanqui, la cuestión más candente en muchas series no es quién morirá en el final de temporada, o qué estrellas invitadas de relumbrón aparecerán para los sweeps de noviembre, sino si determinada pareja acabará resolviendo esa tensión sexual no resuelta tan socorrida para mantener el interés. De hecho, se ha hablado tanto del tema, que en The Watcher se preguntaban hace algún tiempo qué sentido tenía mantener separadas a esas parejas durante tantas temporadas. En concreto, se referían a dos de los investigadores de "NCIS", Ziva y Tony, que al parecer llevan bastante tiempo dando a entender que ahí hay algo más aparte de compañerismo (y de las bromitas de DiNozzo). Por supuesto, los fans quieren saber si va a haber avances en ese frente en la nueva temporada (en resumen: no), tanto o más que averiguar si "NCIS: Los Angeles" va a ir a alguna parte.

En "The Watcher" ponían algunos ejemplos de parejas que resolvían esa TSNR y no significaba el fin del mundo. Los fieles de "The Office" siempre se han preguntado si Jim y Pam darían alguna vez el paso de reconocer que están hechos el uno para el otro y, cuando por fin ha sucedido, parece que la magia no se ha perdido y que siguen siendo fuente de diversos chistes. A Hart Hanson no han dejado de agobiarlo por esa resolución soñada de la atracción entre Brennan y Booth en "Bones", preguntándole cuándo la veremos de verdad, y todo el asunto Huddy en "House" ha ocupado siempre gran parte de las conversaciones de los fans, más aún después de otra "reslución soñada". En "Bones", parecen encaminarse a dar una respuesta más pronto que tarde. Lo de "House" no es demasiado crucial para sus responsables.

Donde sí hay una pareja en un momento decisivo es en "Cómo conocí a vuestra madre", donde Robin y Barney se encuentran a punto de seguir la ruta Chandler-Mónica de "Friends" (divertidísimos cuando el lado neurótico de ella estaba a pleno rendimiento). Por lo que se ha filtrado por ahí, los dos van a intentarlo, con las dificultades que conlleva para ambos (le tienen pánico al compromiso, recordémoslo). Barney parece dispuesto a probarse ese "traje" y ver si le va bien, y si siguen yéndose a jugar al laser-tag, o al paintball, o a cualquier otra cosa por cuya victoria puedan fumarse un habano, seguramente no perderán ni un ápice de su química.
Publicar un comentario