01 octubre 2011

Los malabarismos de "Terra Nova"

Uno de los principales problemas que suele sufrir un piloto de una serie es querer concentrar en 45 minutos todos los elementos que harán esa serie más adelante. En ese tiempo pretende presentar a los personajes, cual es la situación inicial de la que parte la serie y cuáles serán las líneas principales que se seguirán más adelante. El resultado, si no está bien manejado, es una cosa atropellada, que intenta mantener demasiadas bolas en el aire y lanzarnos un montón de cosas sin demasiado sentido para que tengamos siempre un montón de estímulos y parezca que el espectáculo es entretenido.

Si tal acumulación de presentaciones y tramas produce una sensación de agobio en sólo 45 minutos, en una hora y veinte acaba por dar impresión de que los responsables no saben muy bien por dónde ir, no tienen muy clara cuál es la principal línea de actuación y meten todas las posibles en el piloto. Luego ya decidirán qué es lo más interesante de todo eso. "Terra Nova" adolece justo de ese atropellamiento, esa impresión de que han decidido colocar una pieza encima de otra y de otra sin pararse a pensar mucho en qué quieren construir con ellas. Lo que no es un problema insuperable. Muchas series que tenían un piloto poco afortunado se recuperan más adelante, aunque para ello también hace falta que los personajes tengan más peso y no acaben devorados, en más de un sentido, por los dinosaurios de CGI y el espectacular escenario australiano donde se rueda la serie.

Lógicamente, tantos retrasos en su producción y su estreno y tanta expectación por verlo no podían llevar más que a una recepción poco entusiasta, a no ser que hubiera sido, como mínimo, "Parque Jurásico". Desde luego, se notan algunos detalles que delatan cortes en el episodio que provocan que la poca caracterización del matrimonio de Jim y Elizabeth Shannon aún sea menor, y los adolescentes ya apuntan, desde el primer momento en el que salen en pantalla, a ser dignos herederos de Kim Bauer, a la que no sé cómo alguno de los terroristas que la secuestraban constantemente en "24" no se dieron cuenta de que era un estorbo y de que lo mejor era quitarla de en medio.

Ni siquiera es justo para "Terra Nova" enumerar todas las referencias a películas y series de ciencia ficción que se notan en el piloto (aunque he de decir que más de una vez tuve un gran dejà vú a "Stargate"), y no se puede, desde luego, emitir un juicio razonable a partir de ese episodio. Entre la dinámica familar, las aventuras en ese nuevo mundo, la conspiración que se insinúa, los secretos de Taylor y los dinosaurios, hay demasiadas cosas que distraen de cómo puede ser la serie más adelante. ¿Potenciarán el lado familiar? ¿Le darán más importancia a esos secretos que están fuera del asentamiento? ¿A los Otros? No espero ningún comentario sobre cómo poner de nuevo en marcha una civilización y los problemas a todos los niveles que suscita, y en realidad me conformaría con que la tensión que logran en el ataque de los slashers a los vehículos se trasladara al resto del espectáculo. Ahí demuestran haber aprendido algo de lo bueno de "Parque Jurásico".
Publicar un comentario en la entrada