07 abril 2013

El "prejuicio" de la serialización


Esta semana, aprovechando el estupendo final de la cuarta temporada de "Justified", surgieron por Twitter algunas conversaciones bastante interesantes sobre qué cosas hacían a esta serie ser como es. Había quien señalaba que adoptar una mayor serialización en la segunda temporada le había permitido dar un notable salto cualitativo, mientras había otros que se extrañaban de que alguien pudiera pensar que el principal objetivo de Graham Yost y los suyos no era más que entretener al espectador (ese alguien soy yo, lo reconozco). Los dos asuntos traen a colación algo que parece ser un daño colateral de toda esta afición por las series que hay por Internet, de esa idea de que, como vemos muchas series, nos volvemos más exigentes y, diría yo, a veces buscamos también significados ocultos donde no los hay (no todas son "Mad Men", que pretende analizar el papel del hombre en la sociedad en cada mirada al infinito de Don Draper). A veces, da la sensación de que sólo decimos que una serie es buena si está serializada y tiene pretensiones de trascendencia detrás, pero "Justified" demuestra que todo eso no es necesario para lograr un producto de calidad y que enganche a la audiencia.

La primera temporada de la serie tenía un esquema más autoconclusivo, es cierto, con Raylan persiguiendo a un fugitivo por episodio mientras, al fondo, empezaba a tejerse la madeja de su relación con Boyd, con su padre y, por extensión, con todo el condado de Harlan. Pero eso no quiere decir que fuera una serie del montón. Estaba presentándonos a su protagonista y al mundo en el que se mueve, y desde el piloto desplegaba esos cuidados diálogos que ahora todos sus fans adoramos. Aún estaban tomándole el pulso a la historia y, por eso, no todos los episodios funcionaban igual de bien (aunque aquel fugitivo dentista sigue siendo uno de los "malos" más divertidos que han tenido), pero empezaban a emerger los personajes, empezábamos a conocer a Ava, a Winona, a Art, y ese proceso era realmente entretenido. Quien se aburriera porque estaba viendo un "procedimental", quizás pensara que iba a ver la versión en hillbilly de "Uno de los nuestros", o algo así. Cuántas decepciones nos hemos llevado por pensar automáticamente que serialización es sinónimo de mayor interés.

En las siguientes entregas, sus responsables se han movido por el impulso de no repetirse, de no hacer lo mismo que ya habían hecho en la temporada anterior. Así que comenzaron a darle más importancia a una trama serializada, pero salpicándola de otras historias que a lo mejor se resolvían en un único capítulo, o en tres. En esta cuarta temporada hemos tenido un par de ellas, y no han desmerecido el nivel general de la entrega. Yost ha expresado en varias entrevistas que buscan ofrecer una experiencia entretenida y divertida de ver para el espectador, y que a ellos les motive a seguir trabajando. ¿Qué después "Justified" adquiere otras capas que pueden hablar sobre el peso de la familia, o de los principios éticos de cada uno (ay, Ava), o de esa comunidad dejada de la mano de Dios que es gran parte de Harlan? La guinda del pastel. Pero sus pretensiones son, en un principio, bastante sencillas y, al mismo tiempo, bastante complicadas, porque no resulta tan fácil buscar sólo entretener y tener un éxito casi incontestable en ello (echad un vistazo a "Revolution" y lo entenderéis).

Conforme transcurren los episodios y las temporadas, todos los personajes acarrean un pasado que permea inevitablemente sus interacciones y los casos que se cuentan, y que da otra capa más a la serie. Hay algunas historias que acaban adoptando un cariz trágico que al principio no esperábamos (como todo lo relacionado con Ellen May), y no es extraño que el clímax de alguna historia sea un duelo de pistoleros al más clásico estilo del western. "Justified" es una de las series que hace pasar un mejor rato de la televisión actual, una serie que siempre quiere ofrecer al espectador 45 minutos en los que disfrute. Todo lo que venga añadido a eso (que es bastante), bienvenido sea.

Música de la semana: Ya comentamos hace varias semanas que se notaba el cambio de showrunner en "Smash" especialmente en las canciones que se elegían para hacer versiones. Por ejemplo, este "Some boys" de Death Cab for Cutie que podría haber sonado perfectamente en "Gossip Girl", la otra serie en la que participó Josh Safran antes de caer en "Smash".

8 comentarios:

satrian dijo...

Esa relación Shelby - Ellen May de esta temporada ha sido una maravilla, sigo diciendo que son de los 40 minutos más interesantes y entretenidos de mi semana. "You´ll Never Leave Harlan Alive"

ramis dijo...

Bueno, vale que decidir de buenas a primeras el ver o no una serie en base a la serialización / autoconclusivos es un prejuicio; pero también se puede decir que es un filtro inicial, lo que suena mucho menos feo.
A día de hoy hay tanta oferta (ejem...) que creo normal centrarse en lo que a uno le puede gustar más a priori: como norma series autoconclusivas me suelen gustar bastante menos que las que tienen largos arcos argumentales, y por eso les presto menos atención.

Aparte que hay formas y formas de hacer una serie en base a episodios autoconclusivos. Justified lo hace muy bien (IMO) porque efectivamente las vivencias de los personajes se van 'almacennado' en ellos. Por ejemplo el mentalista es una serie que parece Scooby Doo por la (nula) evolución de los personajes y que cada capítulo es calcado al anterior (siempre IMO, claro). Y aun así la veo de vez en cuando porque me entretiene :)

MacGuffin dijo...

Cuando digo que hay prejuicio, digo que la tendencia es a identificar casi automáticamente autoconclusivo con basura, y tampoco es eso. Si todo lo serializado fuera maravilloso, FlashForward habría sido un clásico instantáneo :). El mentalista, por ejemplo, es una serie que tiene potencial para ser muy entretenida si el resto estuviera a la altura de su protagonista. Pero, como dices, va con el piloto automático.

Anónimo dijo...

Justified sigue siendo una de las mejo la sres series que hay en la actualidad de eso no hay duda puede que la tercera y cuarta temporada no esten a la altura de la segunda (dificil llenar el vacio dejado por Mags)pero la calidad deerie nunca fue mala y la cuarta temporada me arriesgo a decir que esta despues de la segunda en cuanto a calidad.

Sobre si las series autoconclusivas son buenas o malas todo depende de la ejecucion de estas por ejemplo series como CSI, Criminal Minds o NCIS que tienen varias temporadas y cada vez que las renuevan hay quienes se quejan pero son series que apesar de ser autoconclusivas mantienen entretenido al espectador ya sea por los casos o por la quimica de los protagonistas, pasa en cambio con otras series del mismo tipo que no muestran el mas minimo esfuerzo para evolucionar a los personajes como el claro ejemplo de The Mentalist que se la puede definir de forma muy simple: caso faciles, protagonista superdotado y rodeado de idiotas por que esa creo que es la unica forma de definir al resto de los personajes de la serie y que tiene como unico atractivo a uno de los mejores villanos de la television actual y que curiosamente no se sepa nada de el.

Otros ejemplos de series autoconclusivas son Person of Interest y Elementary dos series que a pesar de tener tramas de fondo no dejan de ser series autoconclusivas pero que funcionan por que entretienen que eso es lo fundamental creo yo en cualquier serie.

Nimrod dijo...

Solo anotar que person of interest tiene una trama serializada relativamente compleja e intrigante (con multitud de personajes secundarios que se cruzan constantemente) y que fue creciendo exponencialmente según fue avanzando la primera temporada y que continúa en la segunda, es raro que no se haga mención a ella de una u otra forma en los episodios "autonclusivos" o que estos "casos" no tengan relaciín directa, creo que han sabido mezclar de forma brillante ambos elementos y que hace que la serie sea mucho más de lo que pueda parecer, eso sí, buscando sólo el entretenimiento.....

Ticogotenks dijo...

Justified es lejos de lo mejor que se ve hoy en dia.
Es de la pocas series q uno se sienta sabiendo q va a ver algo bueno.
Lo mejor de la serie es la cantidad y calidad de sus dialogos.

Sobre el prejuicio, yo directamente paso de las procidementales no pq sean malas o no entretenga sino pq hace tiempo me terminaron aburriendo de sobremanera por 2 razones bien simples:
Primero por la "nula" evolucion de los personajes y Segundo pq con el paso de los caps uno tarde o temprano ve venir los tiros de todos los lados.

Y series Serializadas no es sinonimo de calidad, un claro ejemplo lo son Terra Nova, Falling Skies, Alcatraz o Revolution por nombrar las mas recientes.

PD: Anónimo, Person of interest es una serie igual de autoconclusiva q Fringe eh...

Anónimo dijo...

No sabria que decirte Ticogotenks ya que no vi, no veo, ni vere Fringe.

Nahum dijo...

Totalmente de acuerdo. A veces parece que una serie demasiado entretenida y una historia contada de manera magistral... no son suficiente. Como bromeo algunas veces, hay que hablar explícitamente del ser y la nada para que las élites intelectuales te hagan caso.

Por eso series como The Shield o Justified nunca gozarán del prestigio crítico (sobre todo en Europa) que sí tiene todo lo de HBO. Algo similar le ocurrió también a "Breaking Bad", pero con menos virulencia. Ha entrado en el canon, pero le costó lo suyo...