16 abril 2013

Marilyn, Lannisters y New New St. Louis

A estas alturas, todos sabéis que soy de los pocos espectadores que sigue viendo "Smash" (aunque por Twitter siempre surgen más, de modo inesperado, cuando esa serie se menciona), y no sólo la veo, sino que me entretiene y hasta tiene momentos en los que puede ser divertida. Sin haber mejorado con respecto a su primera temporada, a veces tiene destellos del potencial que atesoraba, y que rara vez aprovecha, como se ve en la trama relacionada con "Bombshell" de "The dress rehearsal" (del que tienen un recap en "Vulture" para llorar de la risa). La creciente inseguridad de Tom, las dudas de Ivy sobre hacer determinadas cosas en el escenario o no, la sensación de salto sin red de los preestrenos y de que cualquier cosa puede salir mal... Esa subtrama (más otro detalle de Derek añadiendo un nuevo principio a "Hit List", el "Rent" de baratillo que quieren colarnos como el musical moderno definitivo) ha sido de las más logradas y disfrutables de toda la serie, sobre todo porque utiliza bien los dúos que Tom forma con Julia y con Ivy, y la relación que ésta tiene con Derek siempre fue curiosa porque se negaba a discurrir por los caminos presupuestos, lo que es un triunfo en una serie tan predecible como "Smash". Si sigo viendo esta serie, es porque encuentro cosas que la redimen (hasta cierto punto), y a veces merece la pena sólo por ver cameos como el de Liza Minnelli.

Las escenas entre los Lannister en Desembarco del Rey son una mina en los tres capítulos que llevamos de la tercera temporada de "Juego de tronos". Y lo son no sólo por toda esa historia llena de envidias, rencillas y odios varios que hay entre Tywin, Cersei y Tyrion, sino por el humor que despliegan a través sólo de las miradas que cruzan los tres personajes, o de los movimientos para sentarse a la mesa del Consejo lo más cerca posible de la Mano del Rey. Entre ellos y la irrupción por todo alto de Margaery y su abuela, Lady Olenna, cada vez que la trama se desplaza a la capital de los Siete Reinos entramos en un muy disfrutable festival de diálogos cortantes y expresiones faciales que valen su peso en oro. Y en esas caras que no tienen precio habría que añadir a Daenerys en sus tratos con el amo de esclavos en Astapor. Además, su frase de que "todos los hombres deben morir, pero nosotras no somos hombres" no sólo la afianza más como khaleesi indiscutible, sino que recuerda un poco, como apuntaba Adri por Twitter, a la profecía del Rey Brujo de "El Señor de los Anillos", que afirmaba que ningún hombre nacido de mujer podía matarlo. No contaba con que sería Eowyn, hija de Theoden, la que se encargaría de hacerlo (Tolkien afirmaba que era su manera de "corregir" una profecía similar que se hace en "Macbeth"). Ya que estamos con Dany, esta recopilación de todas las visiones que tiene en la Casa de los Eternos en "Choque de reyes" es muy interesante y muy útil.

Syfy estrenó ayer "Defiance" (esta noche llega a Syfy España), y por todas partes se recuerda que es el tipo de serie de aventuras de ciencia ficción que el canal descartó hace años por los procedimentales ligeros con toques fantásticos que han poblado su parrilla hasta hace muy poco. También se ha comentado mucho su naturaleza de experimento multimedia gracias a su sinergia con un videojuego online multijugador que complementa a la serie. Pero lo que interesa es ver si esta historia de una Tierra colonizada por los alienígenas, y arrasada por la antigua guerra contra ellos, es entretenida, algo a lo que apunta en su primer capítulo. Es un piloto clásico de presentación y construcción del mundo, con muchos toques del western y una pareja protagonista (el humano Nolan y la alien Irisa) que promete desde el primer momento. Syfy tuvo en su momento space operas tan sumamente entretenidas, y que le funcionaban muy bien en audiencia, como "Stargate Atlantis", así que las expectativas sobre "Defiance" van más por ese camino que por el de "Battlestar Galactica", que ya hemos visto que es una sombra demasiado alargada y hasta intimidatoria. Pero Ron Moore va a tener nueva serie en el canal el próximo otoño, "Helix", sobre científicos enfrentados a una gran amenaza en una base del Ártico, así que mejor nos reservamos las comparaciones con los cylones para cuando la veamos, aunque probablemente no tendrán nada que ver una con la otra.
Publicar un comentario