22 marzo 2015

Liv es una zombie

Zombies y cómics parece ser la fórmula ganadora últimamente, y no sólo por el fenómeno que es "The Walking Dead". Los muertos vivientes siguen atrayendo el interés del público y, por otro lado, las cadenas se han dado cuenta de que hay una mina de oro esperando en los catálogos de Marvel, DC y de sus "hermanas pequeñas" e independientes como Vertigo, la editorial que publicó los tomos en los que se basa "iZombie", la nueva serie de The CW. Ésta adapta libremente el cómic de Chris Roberson y Michael Allred sobre una joven que, después de un "accidente", como quien dice, descubre que es una zombie. En la serie, supervisada por Rob Thomas y Diane Ruggiero-Wright, esa joven es Liv Moore, una estudiante de Medicina que se dea cuenta no sólo de que ahora es una no-muerta, sino que si quiere mantener una apariencia más o menos humana, necesita comer cerebros. Así que empieza a trabajar en un depósito de cadáveres para acceder más fácilmente a ellos, pero su dieta incluye algunos efectos secundarios que no esperaba, como adquirir los recuerdos y algunos de los rasgos de la personalidad de los propietarios de esos cerebros.

Con ese truco, Thomas se saca de la manga la fórmula semanal de la serie, que es la de los asesinatos que Liv ayuda a resolver, y lo hace de una manera que, inevitablemente, tiene que recordar a "Verónica Mars", la serie que lo hizo conocido. Hasta tenemos narración con voz en off incluida y cierta querencia por el sarcasmo por parte de Liv, pero también parece, por ahora, que no es la misma persona que Veronica. Thomas ha explicado en varias entrevistas que la protagonista de "iZombie" no tiene un lado oscuro tan pronunciado como el personaje que interpretaba Kristen Bell, y que es más optimista y alegre que ella, aunque ser una zombie no sea lo mejor que haya podido pasarle en esta vida. La verdad es que, si algo tiene a su favor el piloto, es que construye rápidamente a Liv y nos deja ver que su intérprete, Rose McIver, puede ser todo un hallazgo. Puede manejar los ligeros cambios de personalidad que cada nuevo cerebro imprime en Liv, y eso ya es una gran ventaja. Acordaos que la falta de destreza de Eliza Dushku en eso mismo era uno de los puntos más débiles de "Dollhouse".

De todos modos, sólo hemos visto el primer capítulo de "iZombie". No es nada espectacular, pero sí deja entrever potencial para ser un entretenimiento divertido y con su pequeño misterio de fondo (¿quién es el tipo que repartió la droga "zombificadora" en la fiesta en el barco? ¿Y realmente puede desarrollarse una cura para Liv?). La familia de la protagonista puede no ser, de momento, especialmente memorable, pero la dinámica entre el detective novato, Liv y el forense sí empieza a dejar buenos síntomas. "Verónica Mars" y "Party down" le han concedido a Rob Thomas bastante margen para que confiemos en que puede convertir "iZombie" en algo, como mínimo, a la altura de los últimos estrenos de The CW, que han terminado siendo mejores de lo que todo el mundo esperaba. Por lo menos, hacer que sus zombies existan en un mundo en el que las películas de zombies existen, y pueden emplearse como "documentación", ya es un paso en la buena dirección.

Música de la semana: Si en "The Americans" suena una canción de Fleetwood Mac, sabemos que esa escena va a ser importante. Eso ocurrió hace un par de semanas, cuando "The chain" ambientó una operación para atrapar a un agente sudafricano.
Publicar un comentario