18 marzo 2015

Poderes sin responsabilidad

 
 "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad". Esa frase de "Spider-man" puede ser una de las mas famosas del cine de superhéroes, y una de las que mejor describe el enfoque que se les da a esas películas. El superhéroe no puede tomarse esas habilidades sobrehumanas a la ligera, tiene que ser consciente de que, si las ha recibido, no puede desperdiciarlas; es su responsabilidad hacer algo con ellas, a ser posible, algo de provecho. Sin embargo, el tío de Peter Parker estaba dando por supuesto ahí que los superhéroes son personas decentes, que son mejores, moralmente, que el común de los mortales. Sin embargo, aunque sean capaces de volar y sean más fuertes que una viga de hormigón, no dejan de ser hombres y mujeres como todos los demás. Sí, tienen superpoderes; también tienen los mismos defectos que los que no los tienen.

Aquí entra en acción "Powers", el cómic de Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming y la serie de televisión que PlayStation Network estrenó la semana pasada, metiéndose de lleno en una guerra (la de la ficción de producción propia) en la que XBox no ha tenido de momento suerte con su adaptación de "Halo". El punto de partida de este título es más o menos ése; los superhéroes son igual de imbéciles, o hasta más, que todos los demás, con la diferencia de que ellos tienen revistas y programas de televisión dedicados a ellos y hasta sus propios groupies. Imaginaos un mundo en el que Superman y Lobezno fueran tertulianos de "Sálvame" y a lo mejor os hacéis una idea de la realidad en la que se mueven los detectives Christian Walker y Deena Pilgrim.

Los dos forman parte de una división especial de la policía de Los Ángeles que investiga casos en los que hay involucrados "poderes", y cuentan con la ventaja de que Walker fue un superhéroe en su momento. Sin embargo, perdió su capacidad de volar en un enfrentamiento con el malvado Wolfe, y desde entonces está reciclado en un policía que todavía siente a veces el impulso de lanzarse desde el balcón de su casa a rescatar a alguien que esté en peligro. Su pasado, de todos modos, vuelve a por él cuando tiene que investigar la muerte del superhéroe Olympia y acaba adentrándose en el submundo de los adolescentes que quieren tener poderes, y de la gente que se aprovecha de ellos.

PlayStation lanzó los tres primeros episodios del tirón, lo que es una buena estrategia para que el espectador decida si "Powers" le convence o no. Estéticamente, resulta un poco decepcionante que se haya optado por un look tan de policíaco convencional de los 90, aunque eso también ayuda a transmitirnos la sensación de que los superhéroes son lo más normal en ese mundo. Hay potencial para que salga algo interesante, especialmente en cuanto entra en acción Retro Girl y comenzamos a ver algo más de la dinámica entre Walker y Pilgrim. También se va construyendo un poco mejor a Johnny Royale y nos van ofreciendo más datos sobre ese pasado de Walker que va a resultar, parece, fundamental para resolver el caso. Sin embargo, "Powers" no está haciendo demasiado ruido, por ahora, entre las webs especializadas estadounidenses. Dependiendo de cómo evolucione, veremos si eso cambia.
Publicar un comentario en la entrada