16 julio 2015

Cuando los Emmy hacen las cosas bien

http://static.thefrisky.com/uploads/2014/06/22/clone-dance-party5.gif

Las nominaciones a la 67ª edición de los Emmy se conocen desde hace unas horas, y aunque hay series y actores que han vuelto a ignorar otra vez, este año parecen haber querido incluir alguna que otra opción un poco diferente para darle otro color a la gala del 20 de septiembre. Las sorpresas agradables han sido la tónica general de esas candidaturas, incluso aunque después sepamos que Viola Davis es la candidata a batir en actriz de drama, o que en comedia, "Modern family" está más cerca de su sexto Emmy que de ser destronada, pero ver a su lado a "Parks and recreation" o a "Unbreakable Kimmy Schmidt" ya ha servido para alegrar la tarde a más de uno. Igual que no pocos fans de "Orphan Black" habrán reproducido el baile de los clones al ver que, tres años más tarde, Tatiana Maslany lograba ser nominada a mejor actriz protagonista.

Desde luego, esa candidatura bien puede deberse a que, a lo largo de estos tres años, su nombre se ha ido haciendo más conocido en la industria televisiva, y su perfil se ha ido haciendo más elevado. Por lo que se dice, estuvo cerca de arrebatarle a Felicity Jones el papel protagonista de 'Star Wars: Rogue One', y la serie ha ido ganándose algunos fans un poco más conocidos. Que no consiguiera nominación el año pasado hasta fue parte del sketch de Seth Meyers y Billy Eichner en la ceremonia de entrega de las estatuillas. Sigue siendo una pequeño título canadiense de ciencia ficción que se emite en BBC America, pero figurar en los Emmy es ya un triunfo enorme para ella.

La entrada de tantos nuevos nominados es una de las mejores cosas de estas candidaturas. Aunque no todas hayan conseguido ser nominadas a mejor comedia, encontrarse por ahí a "Last man on Earth", "Grace and Frankie" y "Black-ish" en diferentes categorías (y ver que Jim Parsons no está nominado) da un poco de esperanza a un apartado que llevaba bastantes años un poco apolillado, por decirlo de algún modo. Comedia se ha vuelto casi tan disputada como drama, donde ver a Kyle Chandler nominado por "Bloodline" ha debido darle pesadillas a Jon Hamm. Como decían esta tarde algunos críticos estadounidenses, Hamm está entrando en el terreno de Susan Lucci de un montón de candidaturas a los Emmy sin premio, y no habría que dar como algo tan seguro que la última temporada de "Mad Men" le dé realmente el galardón que siempre se le ha escapado por ser Don Draper.

Aunque podríamos quejarnos de que Lorraine Toussaint no haya podido ser reconocida por "Orange is the new black" (cuyo cambio a drama es un pooco ridículo, teniendo en cuenta que "Shameless" se ha quedado en comedia), es mucho más divertido celebrar las candidaturas que sirven para que imitemos a Helena en esa fiesta. Del narrador de "Jane the virgin" a la música de "Penny Dreadful" y "Outlander", el guión de "The Americans" o los efectos especiales de "The Flash", los Emmy han oferecido algunas cosas que nos permitirán estar más animados de lo normal ante los premios. Hasta que llegue la gala y se vuelva a optar por las opciones seguras, pero eso ya seré problema de nuestros yos de septiembre.
Publicar un comentario