09 julio 2015

El pasado de los sensates

Así, casi sin que nadie se haya dado cuenta, "Sense8" ha terminado siendo una de las series del verano. El pequeño experimento televisivo de los Wachowski en Netflix, del que aún no se sabe si tendrá continuación, ha tenido altibajos y ha funcionado más por momentazos, pero ha resultado una propuesta más ambiciosa de lo que estábamos acostumbrados a ver en Netflix hasta ahora, y en entretenimiento veraniego divertido si entrábamos en su juego. También ha dado una nueva relevancia a actores que, en ocasiones, no eran demasiado conocidos y, en otras, eran conocidos en determinados círculos.


"Sense8" ha sido la presentación en Estados Unidos de Miguel Ángel Silvestre, al que en España conocemos no sólo de "Velvet" sino de, sobre todo, "Sin tetas no hay paraíso". Su Duque fue todo un fenómeno de fans (y de fans ya talluditas, además), pero no era la primera vez que el actor se encontraba con toda una legión de seguidoras. Su verdadera presentación en sociedad fue "Motivos personales", aquel thriller completamente loco en el que era el hijo de la villana de la función. Silvestre sólo estuvo una temporada en la serie; la dejó para dedicarse al cine y lo sustituyó Alex González.

Los hermanos Wachowski suelen colaborar a menudo con la misma gente. Joe Pantoliano, por ejemplo, que protagonizó su primera película, "Lazos ardientes", está en "Sense8", y Tuppence Middleton, que da vida a Riley, había pasado antes por "El destino de Júpiter". Middleton ha hecho mucha tele en su Reino Unido natal, y sólo el año pasado se la pudo ver en la película de la serie "Spooks" (al lado de Kit Harrington) y en "The imitación game", donde aparecía brevemente como la chica con la que liga el personaje de Matthew Goode en un bar, si no recuerdo mal. Tiene en preparación para el año que viene la miniserie de "Guerra y paz" de la BBC.

Brian J. Smith apenas tenía currículum en cine y televisión cuando le tocó el papel del teniente Scott, uno de los militares que aparece en una nave espacial con destino desconocido en "Stargate Universe". La serie sólo duró dos temporadas, pero para él fue un buen trampolín hacia otros títulos como "Gossip Girl" o "Blue Bloods". "Sense8" es, probablemente, el proyecto con mayor proyección que ha hecho hasta ahora.

El que sí tiene una carrera bastante extensa en Alemania es Max Riemelt, Wolfgang en la serie de Netflix. Gran parte de sus películas y series no son demasiado conocidas en el resto de Europa, con la excepción de "La ola", una cinta que mostraba un experimento, que salía mal, de un profesor de instituto para enseñar a sus alumnos cómo se vive en un estado totalitario.
Sun es lo más parecido a una superheroína que tiene "Sense8", y su intérprete, Doona Bae, es otra vieja conocida de los Wachowski, con los que trabajó en "El atlas de las nubes" y en "El destino de Júpiter". Pero es que, además, en Corea del Sur ha participado en dos de las cintas que más reconocimiento han logrado fuera de sus fronteras: "The host" y "Sympathy for Mr. Vengeance", a la que pertenece el fotograba de arriba.

Capheus, el joven conductor de autobús nigeriano, está interpretado por Aml Ameen, otro de esos actores negros británicos que deciden probar suerte en Estados Unidos. Su gran oportunidad fue, probablemente, "Harry's Law", a la que pertenece la foto de arriba, y donde coincidió con Kathy Bates, Brittany Snow y Rob Corddry. La serie duró dos temporadas en NBC, pero a Ameen no le ha faltado trabajo. Antes del estreno de "Sense8" se le pudo ver en "El mayordomo" y en "Beyond the lights", y también participó en "El corredor del laberinto".

Después de Laverne Cox, Jaime Clayton bien puede ser la actriz transexual que ha conseguido un escaparate mayor en la ficción televisiva estadounidense. Su camino hasta la interpretación también es curioso, porque empezó a hacerse conocida por el reality "TRANSform me", en el que participaba con Cox y que era un makeover show de manual. Clayton fue después una de las clientes de Ray en "Hung" y ha tenido pequeños papeles aquí y allá hasta recaer en "Sense8", en un rol escrito especialmente para ella.

Si mencionamos a Nomi, hay que hacerlo también con su novia Amanita, a la que interpreta una Freema Agyeman muy conocida por los fans de "Doctor Who". De ella ya hemos incluido en otras ocasiones trabajos anteriores, así que aprovecharemos para recordar "Human nature/Family of blood", dos grandes capítulos de la tercera temporada de la serie de la BBC, y para reivindicar un poco a Martha Jones.
Publicar un comentario en la entrada