29 julio 2015

La segunda oportunidad de Longmire

Cuando una plataforma de streaming rescata una serie que acaba de ser cancelada, lo hace porque sus anteriores temporadas están en el servicio y tienen buena acogida entre los suscriptores. Por eso Amazon era la única opción posible de salvación para "Hannibal" y por eso Netflix rescató en su momento "The Killing" y el año pasado repitió la jugada con "Longmire", la serie de A&E sobre un sheriff de Wyoming, basada en los recomendables libros de Craig Johnson. Llegó a emitir tres temporadas en ese canal, temporadas que fueron haciéndose más serializadas y lidiando más con los asuntos sin resolver de todos sus personajes, y tal vez ahí fue dejándose espectadores por el camino. Lo que nos dejó a los espectadores con un cliffhanger en el que Walt estaba decidido a hacer algo que todos suponíamos que no iba a ser demasiado bueno.

"Longmire" regresará, con su cuarta temporada en Netflix, el próximo 10 de septiembre, y sus diez capítulos estarán mucho más centrados en la resolución del conflicto principal de Walt: la investigación sobre el asesinato de su mujer. Sus responsables han prometido una serie "más completa y más compleja", y quizás puede ser un buen momento para acercarse a un título de verano que ha recibido más atención mediática ahora que está en Netflix, como suele ocurrir. De hecho, si a alguien le suena a chino todo lo que hemos comentado hasta ahora, podemos resumir brevemente de qué va la serie, y por qué puede ser una buena idea echarle un vistazo antes de que se haga efectiva su resurrección.

Como decíamos, "Longmire" está basada en una serie de libros de Craig Johnson, y sigue a Walt Longmire, sheriff del condado de Absaroka en Wyoming, un lugar en el que hay una reserva india que tiene gran importancia para las tramas, y en el que casi todo el trabajo proviene de la explotación de los bosques de alrededor. Walt es un tipo de pocas palabras, que aún no ha superado la muerte de su mujer, en circunstancias poco claras, y que tiene un método de trabajo muy de la vieja escuela. Apenas utiliza su arma, hace gran parte del trabajo por sí mismo y tiene serios problemas para dejar que sus ayudantes le ayuden de verdad. Entre esos ayudantes figuran Branch, miembro de una rica familia local (y que empieza la serie aspirando al puesto de sheriff) y Vic Moretti, antigua policía de Filadelfia, y que es lo más parecido a una mano derecha que tiene Longmire.

Lo más interesante de la serie es la manera en la que se va construyendo la relación entre todos los personajes (en los que también hay que mencionar a la hija de Walt y a su amigo indio Henry), y cómo la manera de ser del sheriff, y su costumbre de actuar por su cuenta, va afectándolos a todos. "Longmire" tiene también algunos toques de humor ligero muy entretenidos y debe ser de las series actuales que más peso otorga a los indios en la actualidad. No es raro que sus costumbres interfieran a veces en los casos, o que Walt se agarre a ellas para superar algunos momentos difíciles. También consigue transmitir muy bien cómo es esa comunidad rural en la que conviven los casinos de los indios, los cazadores que trabajan para los ricachones de las ciudades y la gente que se busca la vida como buenamente puede. Y la relación entre Walt y Vic es muy entretenida de ver.
Publicar un comentario en la entrada