18 julio 2016

El invierno de HBO


Las especulaciones sobre cómo quedará la nueva HBO post-"Juego de tronos" llevan siendo uno de los pasatiempos preferidos de los periodistas especializados en televisión desde el año pasado. La confirmación de que la séptima temporada de la serie sólo tendrá siete episodios ha vuelto a dar alas a las teorías de que habrá una octava, y última, entrega, también con menos capítulos de lo normal, y que Poniente echará el cierre definitivamente en 2018. Encajaría con las sospechas que levantó el anuncio de renovación de "Juego de tronos" por esa séptima entrega, sin especificar número de capítulos, y lo que apuntaba David Benioff hace unas semanas, de que Weiss y él estaban negociando con la cadena si el tramo final de la serie eran trece o quince horas.

Nadie se atreve a ser más específico porque, para esa octava temporada, quedan aún dos años y HBO quiere controlar el flujo de información sobre la serie. Pero, además, esta decisión implica también el final de su segunda época dorada, una que no ha estado marcada por una familia de mafiosos italoamericanos de Nueva Jersey, sino por una fantasía épica pseudo-medieval que se ha convertido en un fenómeno pop que nadie imaginaba. Además, esta segunda edad dorada está marcada por la tirando a mediocre cosecha de dramas que ha acompañado a "Juego de tronos". Cuando "Los Soprano" estaba en antena, HBO tenía también en sus parrillas "The Wire", "Deadwood" o "A dos metros bajo tierra". En estos últimos seis años, a los dragones de Daenerys la han acompañado "Boardwalk Empire", "The Newsroom", "The Leftovers", "Vinyl" o "True Detective". Sólo la última tuvo una oportunidad de ser el éxito de crítica y público que fueron aquellos dramas de principios de los 2000, pero su estrella se apagó en la segunda temporada.

No vamos a volver sobre los problemas de HBO para lanzar nuevos dramas porque es un tema que ya se ha comentado mucho. Lo que puede ser más interesante es ver qué hace la cadena en estos dos últimos años de "Juego de tronos". Tener dos temporadas finales más cortas no es nuevo ("Los Soprano", mismamente, se emitió de esa manera, sin tener que recurrir a los ejemplos de AMC); se aprovecha mejor el último tirón de la serie hasta para presentarla a los Emmy, y da un poco de margen para ir preparando el "cambio de guardia". La renovación de la ejecutiva de HBO ya se ha completado, y los nuevos responsables de ficción y programación tienen que responder a un mercado en el que sus competidores se mueve más rápido que ellos.

Sobrevivir al invierno que dejará tras de sí "Juego de tronos" no va a ser coser y cantar, y justo por eso va a ser tan fascinante ver qué hace la cadena en estos próximos meses. Aparte de expandir su servicio de streaming por Europa, claro.

Música de la semana: "Roadies", la serie de Cameron Crowe para Showtime, parece estar haciendo mucho menos ruido del esperado. Pero lo que no podía dejar escapar era la oportunidad de incluir una canción de Pearl Jam en su primer episodio, "Given to fly". Al fin y al cabo, Crowe dirigió su documental por su 20º aniversario, "Pearl Jam 20".
Publicar un comentario en la entrada