12 julio 2016

El negocio de los Emmy


Hace cuatro años, TV Guide y The Daily Beast publicaron sendos reportajes sobre lo que costaba ganar un Emmy que ayudaban a que entendiéramos mejor cómo funcionan estos premios. Por ejemplo, los estudios pagan 150 dólares por cada episodio enviado a cada grupo profesional de la academia (175 dólares si es en streaming), y luego cuesta 1.500 dólares por capítulo mandar los DVDs correspondientes a los votantes. Ambos medios calculaban que, sólo en este apartado, estudios y cadenas podían gastarse casi medio millón de dólares, y eso sin tener en cuenta que, en 2012, aún no habíamos entrado de verdad en esa época del Peak TV en la que hasta PlayStation quiere tener una serie de producción propia.

Por eso, las campañas "For your Consideration" de cara a esta edición de los Emmy arrancaron a mediados de marzo, en cuando Hollywood dejó atrás los Oscar. Lifetime, de hecho, se adelantó todavía más y empezó a mandar DVDs de "UnReal" en enero. Pero teniendo en cuenta que el número de ficciones que podrían intentar conseguir una nominación supera las 400, no es extraño que cadenas con series con buena prensa intenten llamar la atención de los académicos antes de que HBO, por ejemplo, los abrume con su caja de screeners. En eso se incluyen los diferentes eventos de pases de episodios, fiestas y Q+A (de los que Indiewire ha resumido algunos de los más peculiares); no se puede descartar nada si se quiere ser tomado en consideración. Nada de esto garantinza la nominación, pero los estudios no pueden "pasar" del circo. Nunca saben cuándo algunos de estos eventos FYC darán resultado.

Da la sensación, además, de que los Emmy han ido ganando mayor relevancia con el paso de los años. Antes, podían interesarles a los críticos y a los fans muy entregados, pero cada vez hay más gente pendiente de quiénes son los nominados, y de si éstos lo merecen o no. Y las cadenas cada vez aprecian más el valor promocional que pueden tener en series que, a lo mejor, han sido poco vistas hasta ese momento, o que van a vender en el mercado internacional. La coletilla "Emmy nominated" o "Emmy winner" ayuda, desde luego, a destacar.
Publicar un comentario en la entrada