01 julio 2016

Paquita Salas, representante


"Los Javis" son Javier Calvo y Javier Ambrossi, dos actores que habían participado en "Física o química" o "Cuéntame cómo pasó" y que un día, hace más de tres años, escribieron y estrenaron en Madrid un peculiar musical, "La llamada", sobre una adolescente aficionada al electro latino que una noche, en un campamento de verano de monjas, recibe la visita de Dios, que le canta éxitos de Whitney Houston. La obra, que sólo se representa los fines de semana en un pequeño teatro en el centro de Madrid, ha sido un éxito desde el principio, con espectadores que repiten todas las veces que pueden, versiones en Sudamérica y hasta ha servido un pocop como trampolín para dos de sus actrices, Anna Castillo y Belén Cuesta. Y ha sido la mejor carta de presentación para que Calvo y Ambrossi den el salto a televisión.

En realidad, lo que están preparando es la película de "La llamada", pero antes de que ese rodaje dé comienzo se han animado a crear una serie para Flooxer, la plataforma de vídeo en streaming del grupo Atresmedia. Ésta está apostando fuerte por las ficciones originales, y desde principios de junio está presentando un grupo de series ("El partido", muy recomendable, "Entertainment" y "Temporada baja") en el que destaca "Paquita Salas", la creación de "los Javis", que no podrá verse completa hasta septiembre, pero cuyo primer capítulo estará disponible en Flooxer el próximo miércoles. Es un falso documental sobre una representante de actores que lo fue todo en los 90 y que, ahora, está en decadencia. Sólo le queda Macarena García (hermana de Ambrossi, por cierto), y su estrella está tan al alza, que no se sabe por cuánto tiempo seguirá con ella.

Pero Paquita no se da por vencida. Su lema es "júntate a mi lado y encontrarás el éxito", y sigue intentando conseguir actores jóvenes que representar. Lleva tiempo en el negocio y conoce a todo el mundo, pero las cosas ya no son como en los 90. "Paquita Salas" bebe de "Curb your enthusiasm", de "The Comeback" y de "The Office", pero con más amabilidad y menos vergüenza ajena. Paquita (magistralmente interpretada por Brays Efe) es de esos personajes que logra la comedia con el contraste entre su realidad y sus aspiraciones, pero tiene bastante más corazón de lo que podríamos pensar con esos referentes. El primer episodio de "Paquita Salas" no es cruel, pero sí es muy divertido y hasta entrañable. El dúo que forman Efe y Belén Cuesta (que es Magüi, la asistente de Paquita) es de los que estarías viendo leer la guía telefónica, y que esté ambientada en el mundillo del show business patrio le da un toque diferencial.

No hace falta saber todas las referencias que se manejan para disfrutar "Paquita Salas", pero es más divertido si hemos visto alguna vez "Vis a vis", o si nos suena Luis San Narciso. La humanidad de su personaje central y sus diálogos (que nacieron como una broma en Instagram, y que tienen cierto aire a los del primer Almodóvar) ya le dan un punto de anclaje al espectador. En sólo media hora, logra crear una protagonista muy bien dibujada e interpretada. Sólo por ella ya merece la pena echarle un vistazo.
Publicar un comentario en la entrada