03 julio 2016

Las dos guerras de Claire Fraser


Claire Randall se presenta en "Outlander" como ex enfermera militar en la Segunda Guerra Mundial. En el frente francés, además. Una de sus primeras apariciones en el primer episodio de la serie es, precisamente, enterándose del final de la guerra en un hospital de campaña, atendiendo a un soldado herido, y con el uniforme manchado de sangre. La experiencia bélica es una parte importante de su personaje, y ese viaje que emprende con Frank por Escocia pretende acercarlos a ambos y dejar dicha experiencia un poco atrás. La guerra ha consumido casi seis años de sus vidas, supuso un paréntesis en ellas, y cuando finaliza, su intención es retomarlas casi donde se quedaron. Sabemos que no lo consiguen porque Claire "desaparece", viaja al pasado, pero la intención estaba ahí.

En ese aterrizaje en 1743, la protagonista de la serie no sólo lleva su vestuario, muy de 1946, sino esos conocimientos médicos aprendidos en el campo de batalla. La hemos visto curar diversas heridas y enfermedades de los escoceses gracias a ellos, y también hemos visto como su conocimiento de lo que la historia depara a los highlanders jacobitas le permite ganarse la confianza de varios personajes más allá de Jaime Fraser. En la segunda temporada de "Outlander", de hecho, ese conocimiento es el motor de toda la trama; Claire pretende cambiar la Historia, pretende evitar la batalla de Culloden que certificó del modo de vida highlander. Pero no lo hace como una mujer del siglo XVIII. Podrá haberse adaptado, relativamente, al modo de vida de la época, pero sigue siendo una mujer de los años 40, y una mujer que vivió la guerra más terrible y sangrienta que los escoceses a su lado imaginarán jamás.

Lo curioso es que las vicisitudes de Claire en la Segunda Guerra Mundial apenas se tocan en "Outlander". Sabemos dónde adquirió sus conocimientos (y sabemos que la guerra fue un periodo en el que muchas mujeres adquirieron unas responsabilidades y una independencia que no habían podido disfrutar hasta entonces, y que perdieron después, y que inspiraron a Diana Gabaldón para crear al personaje), y que ella se marchó al frente mientras Frank se quedaba en la retaguardia, en Inteligencia, y apenas conocemos más detalles. La condición de viajera del futuro de Claire se utiliza, sobre todo, para dar información sobre el destino al que va abocado el ejército del príncipe Carlos Estuardo, pero poco más. Hasta un episodio de la mitad de la segunda temporada de la serie, que ha generado cierta conversación en internet porque se sale un poco de lo contado en los libros en los que se basa la adaptación en Starz.

En ese capítulo, "Je suis prest", se funden finalmente el pasado de Claire con su presente, aparecen sus recuerdos de la Segunda Guerra Mundial en medio del campamento militar de los escoceses en 1745. Y los recuerdos no son bonitos. Claire va a vivir otra guerra cuando pensaba que había dejado atrás la peor imaginable, y eso despierta algunos traumas que creía enterrados. Es algo que, al parecer, no se destaca en las novelas de Gabaldón, pero que le da mayor profundidad a Claire. Los siglos pueden ser distintos, pero la experiencia del combate y del cuidado de los heridos no va a ser demasiado diferente, con el agravante de que Jaime Fraser está entre los que pueden necesitar de sus cuidados tras la batalla. La Claire de la Segunda Guerra Mundial ayuda a comprender a la Claire de su presente (aunque sea el pasado), ayuda a que entendamos por qué toma esas decisiones y por qué es como es. "Outlander" hace pocos flashbacks, pero éstos son realmente interesantes. ¿Una webserie sobre el servicio de Claire en esa base del ejército británico en Francia?

Música de la semana: Richard Linklater se ha animado con la nostalgia de su época universitaria en "Todos queremos algo" y, además de tener un reparto repleto de jóvenes actores que han empezado a llamar la atención en televisión (con Tyler Hoechlin, Glen Powell y Blake Jenner a la cabeza), tiene una banda sonora llena de éxitos de 1980 (y un poco antes). Uno de los más peculiares es "Whip it", de Devo, sobre todo por lo particular que era ese grupo de new wave y esas especies de conos de obra rojos que llevaban sus miembros en la cabeza.
Publicar un comentario en la entrada