24 octubre 2006

Las mejores frases que nunca se han dicho

Y me refiero, literalmente, a frases famosas que nunca se dicen en determinadas películas o libros. Es muy curioso que el subconsciente colectivo las entronice como parte integrante de la cultura popular sin que, en el primer momento, nadie las escuchara así. ¿Quién las “tergiversó” para hacerlas tan populares?
- Tócala otra vez, Sam (Casablanca): Woody Allen tiene la culpa, en este caso, porque ése es el título original de su obra de teatro "Sueños de un seductor", pero Rick nunca pronuncia esa frase. Lo que le dice a Sam después de escucharlo tocar "As time goes bye" es, más o menos, "la tocaste para ella, puedes tocarla para mí... Si ella puede soportarla, yo también. ¡Tócala!". Y antes, Ilsa sólo dice "tócala, Sam. Toca As time goes bye".
- Elemental, querido Watson (Sherlock Holmes): Las películas con Basil Rathbone popularizaron esta frase de mi querido Holmes que nunca se dice en ninguno de los cuatro libros ni en las numerosas aventuras cortas que Arthur Conan Doyle escribió. Como mucho, Holmes llega a decir "elemental" después de alguna observación del doctor Watson.
- Mañana será otro día (Lo que el viento se llevó): Ésta es sumamente curiosa porque es correcta en su versión original. Sin embargo, creo que en el doblaje español Scarlett dice "ya lo pensaré mañana". Mi memoria falla un poco aquí, de todos modos, no sé si alguno podéis echarme un cable.
- Voy a hacerte una oferta que no podrás rechazar (El padrino): En realidad, ésta es una pequeña "corrupción" de la frase original que dice Michael Corleone: "Mi padre le hizo una oferta que no pudo rechazar".
- Sayonara, baby (Terminator): Con ésta pasa una cosa muy curiosa, porque, si bien en el doblaje español Terminator sí la pronuncia, no es así en la versión original, donde se escucha un claro "hasta la vista". Lógicamente, esa frase perdía su gracia con el doblaje.
Publicar un comentario