21 octubre 2006

Los caminos del karma son inexcrutables

¿Cómo habrían sido los niños de "Malcolm", y más en concreto Reese, una vez hubieran entrado en las treintena pero siguieran siendo de forma parecida a como cuando era pequeños? Pues a lo mejor se parecerían a los protagonistas de "Me llamo Earl", la comedia que la Sexta estrenó este miércoles y que cuenta cómo un completo bandarra como Earl Hickey descubre un día, por un golpe de azar (el destino, habría dicho él), lo que es el karma. Además, descubre también que el suyo es muy malo y que debe hacer algo para enmendarse y ser una mejor persona. Así que hace una lista de todas las personas a las que ha hecho algo malo alguna vez para intentar repararlo. Por supuesto, esto da pie a situaciones totalmente surrealistas, en muchas de las cuales la integridad física de Earl corre peligro.
Con esta premisa, claro, y la panda de gente que puebla cada episodio, "Me llamo Earl" no puede ser una comedia al uso, como mucho en tener a un personaje principal carismático. Y a un actor mimetizado por completo con él. Jason Lee es uno de los chicos "Kevin Smith" por antonomasia, especializado, además, en hacer del mejor amigo del protagonista, y como Earl Hickey está perfecto. Creo que yo me apunto también a esto del karma.
Publicar un comentario