18 octubre 2006

¡Tiembla, comisario Castilla!


Cuatro va a tener que ponerle una estatua a Hugh Laurie en la entrada del edificio de Sogecable en Tres Cantos (Madrid). Anoche, "House" alcanzó una cuota de pantalla del 19,7%, quedándose muy cerca del rey de la noche de los martes, por ahora, "El comisario". Castilla, Pope y compañía aventajaron a los "lacayos" de Gregory House en sólo dos puntos, así que esto promete ser una "batalla" como la que libran "CSI" y "Anatomía de Grey" en EE.UU. los jueves por la noche.
Parece que la promoción continuada de la serie que Cuatro viene haciendo desde hace unos meses ha dado sus frutos, una promoción que culminó en el especial "House Unplugged" y en un pequeño especial de 20 minutos que se emitió anoche en el tramo horario en el que coincidía con el final del partido de Liga de Campeones entre Real Madrid y Steaua de Bucarest. Eran partes de las entrevistas con los productores y el reparto que no se vieron en el "House Unplugged" original, y que comentaban hacia dónde podía ir la serie.
Y en cuanto al capítulo que marcó el regreso triunfal de House a nuestras pantallas, nos mostraba a un Greg en su salsa, lidiando con dos casos difíciles con ramificaciones imprevistas y lanzando sus clásicas borderías. Los guionistas le dan cierto respiro en sus problemas personales, pero los líos de faldas del doctor Wilson parece que le van a costar su matrimonio. Esto promete, ya lo creo que sí.

Y, si me permitís un cambio de tercio un poco radical, el lostzillo oficial de Entertainment Weekly, Doc Jensen, tiene una peculiar teoría que combina "Perdidos" con la nueva serie de culto, "Heroes". Por supuesto, cuidado con los spoilers, y lo mismo digo a partir de ahora...

Vale, esa teoría alocada viene a decir que, puesto que los experimentos de Dharma iban encaminados a encontrar una manera de alterar esa famosa ecuación y salvar así a la Humanidad de su destrucción. Puede que lograran alterar realmente una de esas variables, y el resultado fueran los mutantes de "Heroes". Un poco pillada por los pelos, pero no está mal, y si la unimos a esa conexión entre "Perdidos" y "Expediente X" de la que ya hablamos por aquí, nos queda una conspiración que ni Oliver Stone en sus buenos tiempos.
Publicar un comentario