23 octubre 2006

Lo que ve Verónica Mars

Llevamos poco de tercera temporada de "Verónica Mars" (el cuarto capítulo se emite mañana) y ya comentamos por aquí algunas consideraciones sobre su episodio de estreno, así que no voy a repetirme (no demasiado, o eso intentaré). Por lo pronto, yo sigo defendiendo que está entre las series mejor escritas y con los diálogos más ingeniosos, y que cuenta con uno de los personajes principales mejor dibujados e interpretados de la televisión estadounidense. Dicho esto, es cierto que parece que esta temporada es menos oscura que las anteriores y que todo tiene un toque un poco más ligero en ese esfuerzo por retener al mayor número posible de espectadores de "Las chicas Gilmore". De momento lo van consiguiendo, manteniendo entre el 65 y el 70% de su audiencia, y no han perdido el favor de los críticos, así que hay esperanzas de que, finalmente, veamos 22 y no sólo 13 capítulos, y pueda haber cuarta temporada, claro. Este aligeramiento de los aspectos más noir de la serie puede chirriar a los seguidores más fieles, pero esperemos que, si todo va bien, se vayan recuperando conforme avance la temporada.
Desde luego, yo estoy disfrutando enormemente (ya quisieran "Perdidos" y "Mujeres desesperadas" mantenerse en su tercera temporada como lo está haciendo esta serie), y todavía mejor me lo paso pillando esas constantes referencias pop que meten sus guionistas. Además de ese homenaje a "Galáctica" de los primeros capítulos (I'm going to make my frakking way out of here, je, je), el episodio de la semana pasada incluyó una gran cita de "El gran Lebowski" (You're entering a world of pain) y un diálogo marca de la casa entre Logan y Verónica ("¿Qué es esto? ¿Celos? - Los celos incluirían una cuerda de piano").
Unimos estas "intertextualizaciones" a otros clásicos como la frase con la que se presentaba el sheriff Lamb en la primera temporada ("Ve a ver al mago y pídele valor"), la cafetería donde trabajaba Verónica (Jabba the Hut) o cómo se presenta ella en su primera visita a la universidad ("Me llamo Verónica Mars, soy de Neptune y maté a un hombre en Reno sólo para verlo morir"). Además de los títulos de sus episodios, claro.
Publicar un comentario