24 septiembre 2007

Bridget y los monos

¿He dicho alguna vez que Bridget DuBois es mi favorita en "Medium"? Siendo una niña de unos 10 años podría resultar repelente y pesada, o un sucedáneo de una Barbie en miniatura. Sin embargo, Bridget es encantadoramente excéntrica, con un sentido común desarmante y unas salidas que, a veces, parecerían propias de una Gregory House en potencia. Después de los dos primeros capítulos de la tercera temporada, todavía me ha ganado más. Es realmente ingenioso que Bridget y su madre sueñen con los mismos crímenes, pero la niña lo hace en dibujos animados, a través de unos monos que, al principio, parecen divertidos y encantadores, para revelarse enseguida como uno de los sueños más inquietantes que hemos visto en esta serie. Y eso que en este capítulo hay unos cuantos sueños extraños que nos dejan ver algo más de dos personajes que, hasta ahora, siempre habían revoloteado alrededor de Allison sin que se profundizara mucho más en ellos, como son el fiscal Dévalos y el detective Scanlon.

Sin embargo, lo importante aquí sigue siendo la familia de Allison y, en concreto, la relación entre ella y su marido Joe. Junto con el matrimonio Taylor de "Friday Night Lights", deben ser la pareja con una representación más sólida y realista, basada en gran parte en la química entre los actores, que apenas tienen que decir nada para que sepamos que, a pesar de sus discusiones, son dos personas que se quieren y se necesitan. Los casos son entretenidos, sobre todo porque los sueños de Allison son piezas inconexas a las que ella debe dar significado, con el riesgo de equivocarse, pero "Medium" es en el fondo un drama familiar. Sospecho, sin embargo, que las dos hijas mayores van a ganar algo de protagonismo en la trama "detectivesca", por llamarla así. Llevan ya dos temporadas mostrándonos como Ariel y Bridget empiezan a experimentar lo mismo que su madre, aunque muy levemente, y ésta ha sido la primera vez que una de ellas ha tenido un sueño tan claramente relacionado con los crímenes, incluso aunque estuviera protagonizado por los Monkeyheads. Supongo que lo que nos falta por ver seguirá por esa línea.

P.D.: Se me olvidaba, fans de "Galáctica" (y "Firefly"). En esta temporada de "Medium" tampoco va a faltar el malvado fantasma del doctor Charles Walker, uno de los asesinos más desasosegantes de las series actuales (sus capítulos suelen ser bastante inquietantes), y cuyas apariciones periódicas nunca quedan repetitivas gracias, entre otras cosas, al genial Mark Sheppard, el mismo que daba vida al abogado Romo Lampkin al final de la tercera temporada de "Galáctica".
Publicar un comentario