28 septiembre 2007

Lagarto, lagarto...

Hace algún tiempo, hablando con las ByTheGirls sobre "House", ellas decían que, de tanto oír a la gente recomendar la serie, de decir que era la última Coca-Cola del desierto y que era la mejor serie que se había hecho nunca (prácticamente), le habían tomado manía al doctor impertinente y antipático. La saturación consigue el efecto contrario del que buscaba, y en lugar de atraer más espectadores, los espanta.

He de reconocer que, en este último año, yo he sufrido también los efectos de los blogueros telibanes. Es algo totalmente personal y, por lo tanto, intransferible, y no es posible predecir qué serie, de entre todas las que un grupo de gente ensalza hasta el infinito, terminará generándote tanta animadversión como la que Peñafiel siente ante la Princesa de Asturias. Al final de la primera temporada de "Héroes", y coincidiendo con su estreno en España, me empezó a cargar un poquito verla por todas partes como si fuera la salvación de nuestras pobres almas teléfilas. El colmo fue la fiesta de celebración del Orgullo Friki en Madrid, donde se eligió a la mejores serie de culto del año entre la citada "Héroes" y, atentos, "Perdidos" y "Galáctica". Que ganara la primera fue demasiado. Sin embargo, la voy a seguir viendo porque me entretiene. Sólo espero que no se desinfle otra vez en su tramo final.

Algo similar me está pasando estas últimas semana con "Studio 60". Ya veo que, entre la blogosfera teléfila, ha gustado bastante, pero no sé porqué, las alabanzas casi unánimes que he leído también en la prensa convencional me han saturado y me han hecho cogerle un poco de tirria. Es irracional, ya lo sé, y probablemente, cuando pase algo de tiempo, la veré, pero por ahora estoy cansada de leer que es una obra maestra que los ejecutivos de la NBC y el público yanqui (que es tonto, claro) no entendieron ni aunque el mismísimo Sorkin se la explicara detalladamente con una pizarra. La mejor explicación que leí otro el día sobre la cancelación de "Studio 60" y la renovación de "30 Rock" sólo se refiere a términos empresariales: la primera era propiedad de Warner; la segunda, de la propia NBC.
Publicar un comentario