25 septiembre 2007

El clan Walker

ALERTA SPOILERS: Quizá sea innecesario, pero es mi deber avisaros de que habrá spoilers del final de temporada de "Cinco hermanos". Actuad en consecuencia.

Leí en alguna parte sendas entrevistas con el creador de "Cinco hermanos", Jon Robin Baitz, y con uno de sus productores ejecutivos, Greg Berlanti, en las que comentaban todos los cambios que había sufrido la serie antes incluso de que se emitiera el piloto. Para empezar, habían sustituido a la actriz que interpretaba a Nora por Sally Field y habían cambiado un montón de aspectos de la trama de la serie. En un principio, Baitz quería que el centro de la serie fuera Kevin, el hermano gay, pero al final todos se dieron cuenta de que era mucho más interesante que las anclas, las tres patas sobre las que se sostiene todo el edificio, fueran Nora, Kitty y Sarah. Así que, a lo largo de esta primera temporada, hemos vivido la muerte del padre, el descubrimiento de su amante y su hija y los problemas financieros de la empresa familiar a través de los ojos de estas tres mujeres, que acarrean sus propias cruces a cuestas.

También es cierto que, si bien la serie se promocionó como la vuelta a la televisión de Calista Flockhart después de "Ally McBeal", en realidad ha sido Field la que se ha erigido en el centro, y no sólo porque Nora ocupe el centro de la familia Walker ahora que su marido no está. En sus manos, la señora Walker tenía una gran profundidad y humanidad y, además, resultaba de lo más divertida. Que es una característica bastante notable de esta serie. Al fin y al cabo, es un drama familiar con sus tramas culebroneras, pero siempre hay un chiste, una situación graciosa, un comentario irónico, que hace que te rías más que en algunas telecomedias (la familia del senador McCallister es de traca, por ejemplo).

Los Walker son excéntricos, a veces se pasan siendo drama queens y Rebeca, la hija ilegítima de William Walker, dista de ser trigo enteramente limpio, pero verlos cada semana es una delicia. Y he dicho en otras ocasiones que he disfrutado enormemente viendo a Rachel Griffiths y los intercambios entre Flockhart y Field. Lástima que hubiera que soportar capítulos repetidos de "House" para poder sentirnos dentro del clan.
Publicar un comentario