26 septiembre 2007

Confidencias de medianoche

Otras veces ha quedado establecido que MacGuffin es telefriki, y que mi frikismo se manifiesta más que coleccionando muñecos o camisetas, leyendo y viendo todo lo que puedo sobre mis obsesiones televisivas. En ese esfuerzo (que por lo menos ayuda a mejorar mi comprensión del inglés), me he dado cuenta de que los late night estadounidenses no sirven para prácticamente nada en cuanto a la obtención de nueva información sobre ciertas series s refiere, pero ofrecen a veces momentos muy entretenidos a costa de sus actores, y por obra y gracia de sus presentadores.
En España tenemos algunos ejemplos de estos entrevistadores humoristas (Buenafuente, Eva Hache, el Gran Wyoming) en cuyas entrevistas muy pocas veces se habla de lo que el entrevistado ha ido a promocionar, y se suele terminar disertando sobre temas de lo más peregrino. En YouTube se pueden ver un montón de estas entrevistas, desde las sesudas y aburridas de Larry King (que es una vaca sagrada, por otro lado) al corrillo de marujas de "The View" (que no es late night, cierto, pero cuyas presentadoras se pelean más que los concursantes de "Gran Hermano"). Aquí van algunos ejemplos (me temo que sin subtitular, lo siento):
  • Jay Leno es el que menos me convence, aunque a veces tiene momentos simpáticos. Por ejemplo, esta charla con Hugh Laurie sobre los Emmy y su participación en Band from TV.
  • Jimmy Kimmel suele resultar bastante divertido cuando entrevista a actores de "Perdidos" y, en especial, a Dominic Monaghan, que suele dar bastante juego.
  • Craig Ferguson es un crack. Cierto, siempre acaban divagando sobre lo más raro que a Craig se le ocurre, como los tatuajes de Poppy Montgomery, lo que asegura unas cuantas risas.
  • A David Letterman le pierden las chicas guapas (ejemplo, Tricia Helfer), pero de las entrevistas más divertidas que he visto es la que hizo a Tina Fey antes de los Emmys.
  • Si el invitado da un poco de juego, Conan O'Brien es el rey. Lauren Graham da mucho, mucho juego, así que ya os podéis imaginar.
  • Bien, sí, en el programa de Ellen DeGeneres prima el pirulachismo, cierto, pero no os perdais a Allison Janney en él.
Publicar un comentario