16 julio 2012

Entre San Diego y Will McAvoy

Las peripecias de "Cómo conocí a vuestra madre" para mantenerse en antena a lo largo de siete temporadas (ocho en cuanto llegue septiembre) siempre han sido de lo más peculiar. De tener que esperar casi hasta el día antes de los upfronts para conocer su futuro, pasó a una renovación por dos años al final de la sexta y, ahora, cuando la octava aún no se ha estrenado, la CBS y su estudio, Fox, ya están hablando sobre la posibilidad de que haya una novena entrega. Cualquiera podría pensar que están lanzándose mucho a la piscina comenzando las negociaciones tan pronto, pero los actores terminan contrato al final de la octava y, al mismo tiempo, se acaba el acuerdo por tres años que Carter Bays y Craig Thomas firmaron con Fox en 2010, razón por la que no es de extrañar que quieran ir adelantando trabajo.

Además, los dos creadores de la serie llevan ya tiempo diciendo que están adentrándose en el tercer acto de la historia, el que culmina con Ted conociendo a la Madre, y más de una vez han expresado su deseo de que CBS les anuncie con antelación cuándo va a acabar "Cómo conocí a vuestra madre", para así planear adecuadamente el final. Con la renovación por dos años en 2010, mucha gente asumió por defecto que la octava sería la última temporada de la comedia, cuando nadie afirmó que fuera a ser así, pero con estas negociaciones tan tempranas, no habría que descartar que se terminara anunciando que el final llegará en la novena.

Cada lunes desde que HBO estrenó "The Newsroom", todas las tardes se repite por Twitter la misma cantinela. Sus seguidores leen las críticas (habitualmente demoledoras) que se publican en los blogs estadounidenses, ven después el episodio y, acto seguido, tuitean que a ellos no les ha parecido tan horrible y que, de hecho, creen que ha sido una buena hora de televisión. Comentando justo esto esta tarde con "Basura and TV", al final parece que "The Newsroom" ha sustituido a "The Killing" y "Smash" como la serie contra la que los críticos del otro lado del charco tienen montada su particular campaña de backlash, algo cuyas razones van más allá del mero "Sorkin se mete con ellos y les molesta". Da más la sensación de que todo se reduce a un asunto de expectativas y de las propias pretensiones de la serie.

Viniendo de Aaron Sorkin, el estándar con el que se mide a "The Newsroom" es bastante más alto que el del resto de series, incluyendo las de HBO y, de hecho, para estar en HBO parece más una serie de las que la NBC emitía antes a las 10 de la noche. Además, es bastante evidente que sus pretensiones van más allá de las de mostrar simplemente cómo trabaja la redacción de un informativo en un canal de noticias por cable; los discursos de Will McAvoy y de Mackenzie McHale van encaminados a mostrarnos qué está mal del periodismo y de la sociedad y por qué hay que cambiarlo. Por otro lado, las primeras críticas que han aparecido sobre "Political animals", la miniserie de USA sobre la familia de una secretaria de Estado bastante similar a Hillary Clinton son más benévolas. ¿Por qué? A lo mejor porque los críticos creen que el título de Greg Berlanti aspira a menos que "The Newsroom" y cumple más con su objetivo. Las expectativas siempre son problemáticas.



ConComic-Con ya finalizada, no está de más recordar este artículo del Los Ángeles Times que explicita algo que estaba haciéndose muy patente en los últimos años, y que es que son las series las que están convirtiéndose en las verdaderas estrellas de la convención. Con los cómics desplazados del centro de atención por los grandes blockbusters de Hollywood, estos han terminado también teniendo que ceder su parcela de "poder" ante unos productos que llevan tras de sí legiones de fans realmente fieles y obsesionados, y que como dicen en el artículo del diario angelino, piden a sus esoectadores (y consiguen) un nivel de implicación y seguimiento semanal sólo comparable al de los lectores de los cómics. Este año, desde luego, la convención se ha rendido a esa evidencia colocando en su sala más grande, el famosos Hall H de los 6.500 asientos, a series como "Juego de tronos", "The Walking Dead", "The Big Bang Theory" y hasta "Fringe", que se despedía de Comic-Con para siempre.
Publicar un comentario