27 julio 2012

"Errores" de la naturaleza

ALERTA SPOILERS: "Alphas" ha vuelto a Syfy, y como no sé si a alguno de vosotros le importa que se puedan destripar algunas cosas del principio de su segunda temporada, mejor os aviso de que es posible que eso pase a partir de ahora.

Una de las pequeñas sorpresas del verano pasado fue "Alphas", la serie de Syfy sobre gente con habilidades especiales que tanto remite no sólo a "X-Men", sino a todo lo que "Héroes" pudo y nunca quiso ser. A lo largo de la primera temporada se fueron presentando a esos alfas y a las divisiones entre ellos por esa duda, tan de Xavier y Magneto, sobre su verdadera naturaleza: ¿Son humanos? ¿Son más que humanos? ¿O errores genéticos, como dice uno de ellos en el inicio de la segunda entrega? ¿Tienen por eso derecho a "esclavizar" a los seres humanos sin habilidades y considerarlos inferiores? Sí, todas esas preguntas se las ha hecho la saga de la Patrulla X desde su inicio, allá por los 60 en pleno movimiento por los derechos civiles de la comunidad negra en Estados Unidos, pero no por ello dejan de ser interesantes y de plantear interesantes cuestiones para la serie.

Después de que Rosen decidiera airear, contra los deseos del gobierno, la existencia de los alfas, ahora vamos a tener un villano definido contra el que tendrán que pelear, ese Stanton Parish que casa tan bien con la figura del archienemigo del héroe de los cómics, o del psicópata muy inteligente que no quiere que el detective que lo persiga sufra ningún percance porque así tiene un rival a su altura y disfruta con la "caza". Parish está, claramente, en un camino de dominación mundial que ofrece un claro objetivo contra el que tienen que luchar nuestros protagonistas, al mismo tiempo que intentan atrapar a todos esos alfas criminales que escaparon de Binghamton. Si en algo "Alphas" acierta desde el principio es no buscarles identidades secretas ni disfraces pijameros a ninguno de sus superhéroes; sus habilidades forman parte de quienes son, no son un accesorio aparte que puedan guardar en un armario hasta que las necesiten y, además, también son interesantes las contrapartidas que tienen algunas de ellas, como que Bill, que es el Hulk del grupo, tenga problemas cardiacos justo por toda la presión que se corazón sufre cada vez que se "amplifica".

Como decimos, tener un conflicto claro en el horizonta va a ayudar mucho a "Alphas", pero hay curiosidad también por ver cómo van a tratar el hecho de que todo el mundo sepa de la existencia de estas personas especiales. En el primer episodio, ocupado como está en sacar a Rosen de la cárcel y poner en marcha el enfrentamiento entre Parish y él, apenas vemos más que a un perturbado mental gritando que los alfas se metieron en su cabeza, pero es de suponer que no será el único vistazo que ofrezcan a ese nuevo mundo, y más teniendo en cuenta que Rosen aboga por la transparencia total. El modo en el que su equipo lidie con esa nueva situación puede ser también muy interesante.
Publicar un comentario en la entrada