21 junio 2013

El género "disfrazado"

En el podcast especial que "Ohhhtv!" dedicó a la tercera temporada de "Juego de tronos", se tocaba un tema bastante curioso al mencionar a algunos espectadores de la serie que, al ver de repente un ejército de muertos vivientes helados en el cierre de la segunda entrega, se indignaron al ver que aquello era un título de fantasía, y ellos jamás en su vida estarían viendo algo así. En el podcast se indicaba que que era curioso que esos espectadores pensaran así, cuando los caminantes blancos protagonizaban la primera escena del piloto, Bran se pasaba varios capítulos soñando con un cuervo de tres ojos y, al final de aquella primera temporada, veíamos nacer a los tres dragones de Daenerys. Pero resultaba que lo que les había desvelado finalmente que "Juego de tronos" era una serie de género (de fantasía épica, para ser más exactos), era la aparición de la versión de Más allá del Muro de "The Walking Dead".

Estos fans que empiezan a ver títulos de fantasía y ciencia ficción y luego se quejan cuando aparecen aspectos de fantasía y ciencia ficción siempre me han resultado fascinantes. ¿Qué serie pensaban que estaban viendo? Los comentarios indignados cuando "Perdidos" se lanzó de cabeza a los viajes temporales, allá por su cuarta temporada, eran igualmente curiosos. "¡Esto es una serie de ciencia ficción!", decían los descontentos. Pero si ya había un monstruo y un oso polar en una isla tropical en el piloto, ¿pensaban que "Perdidos" era una serie realista tipo "The Shield"? Es como si alguien empiece a ver "Continuum" y de repente, en la segunda temporada, se queje porque se dedican a hablar de viajeros del futuro. La agente Cameron tiene un chip en su cabeza que la convierte en Robocop, eso ya es una pista de que esto no es "Canción triste de Hill Street".

Eso sí, hay que reconocer que, a veces, estas series enmascaran un poco su género, tardan en meterse de lleno en él y lo hacen progresivamente, para no espantar al público que se acercó inicialmente a ellas sin ser especialmente fan de la fantasía y la ciencia ficción. Aunque desde el principio había detalles en "Perdidos" que apuntaban a su lado friki, es cierto que tardaron casi tres temporadas en explorarlos por completo, y tanto "Juego de tronos" como los libros de George R.R. Martin introducen gradualmente los elementos fantásticos, sin saturar al espectador-lector no iniciado al que, a lo mejor, toparse en la primera página, o en la primera escena, con un dragón le da urticaria. Esa revelación poco a poco de su verdadera naturaleza busca que los fans menos habituados al género ya estén enganchados a la serie para cuando Desmond Hume se vea separado del tiempo y busque a su constante, o para cuando Daenerys se tope con malvados brujos ladrones de dragones.

Pero eso no garantiza que los "escépticos" no vayan a protestar y patalear porque los han engañado vilmente. A veces, sin embargo, la pregunta que hay que hacerse es si, cuando vemos una serie, prestamos atención a lo que estamos viendo. Las pistas siempre están ahí, ni "Perdidos" ni "Juego de tronos" (por seguir utilizándolas de ejemplo) eran "Skins" al principio y luego, de golpe, se convirtieron en "Dragones y mazmorras", pero hay que saber verlas. De todos modos, tengo curiosidad. ¿A alguno de vosotros os ha pasado esto? ¿Alguno empezó a ver "Juego de tronos", se llevó el susto de su vida al ver a los dragones y decidió no verla más?

6 comentarios:

satrian dijo...

En el libro George R.R. Martin también mete el género de fantasía poco a poco, y me parece un acierto, primero que le cojan cariño a los personajes y les apasione la trama, y luego van los dragones, muertos vivientes congelados y demás, es cierto que parte de los lectores y televidentes se sientan engañados, pero sigue siendo difícil colar la ciencia ficción y la fantasía en bruto, hay que mezclarla un poco. Ahora que también está la parte contrario, por ejemplo yo, que después de introducir un montón de elementos de fantasía y ciencia ficción en Lost, acabaron con la frase esto es una serie de personajes, en fin, yo estaba viendo ciencia ficción :P

Marina Such dijo...

Ja, ja. Cierto, ésa es la otra cara de la moneda, satrian :)

Anónimo dijo...

Mmm...

No lo tengo tan claro. Me parece que lo que le molesta a aquellos que ven GoT o Lost y se escandalizan por no corresponder al género que ellos pensaban se debe más a que les cambian las reglas de juego a mitad partida que al hecho de que se trate de un género que les agrade poco.

Es decir, quien haya visto Leverage o Baywatch o cualquier CSI se habrá dado cuenta de que siempre es igual. Por eso no gustan sino encantan: son fieles a unas reglas bien claras y fijas y no se salen de ellas ni por asomo. Ni siquiera por amor al arte cinematográfico.

Recordemos Fringe y sus salidas de tono. Aquel episodio musical o el acid-trip de Walter o tantas cosas, pues fueron criticados por aquellos que esperaban que en su partido de fútbol el delantero no marcase con la mano en plan Dusebaiev.

Lost fue coherente con lo que era: trilerismo puro y duro. Uno nunca sabía a qué atenerse y cuando se les entendió el mensaje (¡qué bien lo cuenta el profesor Delgado!) empezó a propagarse la idea esa de ser una serie de personajes. Obviamente, una serie que va de aquello que sucede antes de la muerte ha de tratarse de una serie de personajes. Que para eso son quienes albergan la vida y la viven tan malamente como pueden.

GoT es un producto que trata un asunto como el Poder entre personitas de manera muy fidedigna. El cómo la fantasía acabe alterando las luchas de poder podría conseguir que hubiese gente que se sintiese estafada. Digamos que sería desarrollar todo un marco argumental para acabar presenciando el tan temido Deux Ex Machina que todo lo corrompe.

Ojo, no hablo de calidad o talento sino de, por decirlo así, respeto y fidelidad que algunos llevan al exceso y que muestra lo finas que son algunas pieles.

Y esto no es más que una somera (y tocha) aproximación a lo que quería contar.

PD: ¿Se imagina ahora alguien que Breaking Bad acabe siendo Walter White inmortal?

Marina Such dijo...

Javier, en esas series no se cambia el juego a mitad de la partida. Las reglas del juego están ahí desde el principio, pero para quien quiera verlas. ¡Que en Perdidos había un monstruo de humo negro desde el primer capítulo!

Otra cosa es que no quieran sacar toda la artillería desde el principio, pero no están engañando a nadie. Eso sí, hay que prestar atención.

Anónimo dijo...

En perdidos no habia humo negro desde el primer episodio, aunque luego nos dijeron que si. Juego de tronos, a mi me mosqueo un poco cuando resucitaron a un personaje importante, precisamente uno de los que mueren en eltan comentado episodio 9. Estoy acostumbrado a ese recurso en la fantasia, leo comics habitualmente, y lo hacen mucho... pero por eso mismo pienso que acaba quitantole cualquier epica e impacto a la muerte de personajes importantes, si sabes que es igual y que los pueden recuperar, y por eso me molesto cuando vi que usaban por primera vez ese recurso, ese si me parecio un paso peligroso, mas que el que mezclaran fantastico, que ya se veia desde el principio... y en el 5º libro, lo han vuelto a hacer con otro personaje importante, creo.

Marina Such dijo...

En el quinto libro no han hecho nada con nadie todavía, Herb. No te adelantes :)