17 octubre 2013

Series por obligación

Desde que empezó la temporada, aquel tema que ya comentamos hace unos días, el de la "burbuja seriéfila", ha seguido apareciendo aquí y allá en los sitios más diversos. Centrará, por ejemplo, la sesión de BirraSeries este domingo por la tarde en el Festival de Series que Canal+ organiza en Madrid, protagonizó de nuevo una de las entradas de la Filosofía Seriéfila de Spoiler Alert y, al mismo tiempo, la sensación de saturación que nos puede provocar quedaba expresada por Mariló García el otro día en Twitter. Todo esto se une, además,  a las peticiones que surgen de vez en cuando por esa red social para que la gente recomiende series que hay que ver. Yo nunca logro entender bien qué quieren decir con eso de "series que hay que ver", pero sí que hay varios títulos que serían los fundamentales si lo único que buscas es poder hablar del tema con otros aficionados, aunque no veas más series que esas (y "A dos metros bajo tierra" te suene a una versión en un cementerio de "Aquí no hay quien viva").

Es decir, si lo que quieres es que te digan qué series son las que más se comentan y de las que más se habla, para ver sólo esas y así sentirte incluido en la conversación, evidentemente sí hay unas cuantas que se pueden mencionar. En emisión ahora mismo están, por ejemplo, "Homeland" y "The Walking Dead", dos títulos que, a juzgar por la cantidad de quejas y comentarios negativos que suscitan por Twitter, mucha gente debe estar viendo por obligación. Y el verano pasado terminó "Breaking Bad", de la que todavía va a hablarse y a escribirse mucho en los próximos meses, principalmente en la línea de si es la mejor serie de la historia, o si "Los Soprano" y "The Wire" aún mantienen la alternancia en lo más alto del podio. En enero llegará "Girls", de la que el nivel de ruido que genera es muy superior a la audiencia que tiene (razón por la que HBO la considera un éxito), y no parece que eso vaya a cambiar con la tercera temporada (también es otra serie que genera respuestas radicalmente opuestas). Y también se pueden aprovechar estos meses para ponernos al día de otras que podrían considerarse de visionadop "obligado", pero que tardarán aún en volver a las parrillas.

Es el caso de "Mad Men" y "Juego de tronos", que si coinciden en su emisión, terminan dominando el 90% de los artículos que se escriben sobre televisión. Pero también podríamos incluir aquí hasta "Community", la comedia mimada de la crítica. El culebrón de la despedida y readmisión de Dan Harmon como showrunner (y todas las meteduras de pata que ha cometido desde entonces) ha hecho que se lleve mucha más atención de la habitual, y ciertamente hay curiosidad por ver qué hace Harmon en su segunda etapa al frente de la serie (y en una quinta temporada que podría ser la última). Más o menos, si queremos estar al día sin tener que decidir qué ver, estas series nos pueden servir, pero así nos perdemos lo que es lo realmente divertido de esta afición seriéfila, que es probar títulos que nos llaman la atención, aunque no hayamos leído ninguna recomendación previa sobre ellos, o ver series que mucha gente consideraría "de segunda división" simplemente porque nos entretienen una barbaridad. Hay que ver lo que nos guste, no los que nos digan que tenemos que ver, o el canon de lo que se considera lo mejor.
Publicar un comentario