14 octubre 2013

Una investigación "pervertida"

Si sigues con tu estudio, dirán que eres un pervertido. Así de categórico se muestra el rector de la Universidad Washington, en Saint Louis, cuando el ginecólogo William Masters le presenta su propuesta de estudio sobre la respuesta fisiológica del cuerpo humano durante el acto sexual. Masters está interesado en saber qué ocurre cuando se conciben los bebés, pues piensa que es absurdo no tener ese conocimiento cuando, por contra, se conoce prácticamente todo del nacimiento de los bebés, pero proponer algo así en el Medio Oeste estadounidense de mediados de los 50 era, ciertamente, un suicidio profesional casi seguro. Pero Masters es cabezota y está muy intrigado por el tema, y decide seguir adelante en secreto. Y así, buscando una ayudante femenina que le aporte el punto de vista de las mujeres, es como conoce a Virginia Johnson.

Ese punto de partida de "Masters of sex", el estreno que acompaña a "Homeland" en los domingos de Showtime (y que en España emite Canal+), está basado en una biografía de Thomas Maier de Masters y Johnson, las dos figuras históricas que centran la serie y que revolucionaron la medicina y la psicología americanas con sus investigaciones sobre sexo, unas investigaciones que rompían muchos tabúes, desmontaban muchos mitos y, sobre todo, que tomaban en cuenta a las mujeres en una sociedad en la que los hombres dominaban todos los ámbitos. La serie se inicia en 1956, justo el mismo año en el que murió otro pionero en el estudio del comportamiento sexual como Albert Kinsey (al que dio vida Liam Neeson en el cine hace tiempo), y muestra la puesta en marcha de esa investigación revolucionaria en la que Masters pasa de observar a una prostituta (una robaescenas Annaleigh Ashford) con sus clientes escondido en un armario, a estudiar a voluntarios en su laboratorio, colocándoles electrodos que miden su respuesta física durante el acto sexual o la masturbación.

Masters quiere obtener la mayor cantidad de datos posibles y observarlo todo de primera mano, y como se aprecia al final del primer episodio, eso puede acarrear consecuencias incómodas con Johnson, que cuando conoce al médico se ha divorciado dos veces antes de los 30 y tiene dos niños pequeños. Cualquiera puede investigar por Internet y averiguar cómo evolucionó la relación entre ambos investigadores, pero hasta sabiendo a grandes rasgos qué pasó con ellos, da la sensación de que esa dinámica va a ser la columna vertebral de la serie, y no sólo por el contraste de sus personalidades. Masters es más apocado y tímido, aunque está muy seguro de sí mismo, y Johnson es una adelantada a su tiempo, una mujer bastante liberada para la época, lo que le trae problemas con los hombres a los que conoce, y a los que no les cabe la cabeza que alguien como ella pueda existir. Las convenciones y restricciones sociales de la época juegan su papel en "Masters of sex", pero donde parece que va a estar el quid de la serie es en el modo en el que la investigación de Masters y Johnson afecta a los personajes.

De momento (y a falta de ver los otros dos capítulos emitidos), apunta a ser una serie realmente interesante, con una pareja protagonista (Michael Sheen y Lizzy Caplan) que da bastante juego, y también evidencia algo que se está convirtiendo en una plaga, y no es tanto los plagios de "Mad Men" que pueden surgir aquí y allá, sino nuestra obsesión por comparar con esa serie todo lo que se ambiente a mediados de los 50 o principios de los 60. Curiosamente, ITV acaba de estrenar en el Reino Unido "Breathless", un drama médico ambientado en el Swingin' London de los 60 cuyo protagonista principal es, justamente, un ginecólogo, y al que los periódicos británicos han intentado comparar con Don Draper.

P.D. podcastero: Esta semana, Yo disparé a JR no podía evitar hablar de "Glee" y de su homenaje a Finn-Cory Montieth, pero no es el único tema que tocamos:

- 6': "American Horror Story: Coven"
- 22': "Super Fun Night"
- 30': "The Tomorrow People"
- 41': "Glee" (spoilers del 5x03)
- 53': "Arrow" (spoilers del 2x01)



Publicar un comentario en la entrada