27 marzo 2014

Kiera Cameron va a por todas

ALERTA SPOILERS: "Continuum" ha regresado a Showcase con su tercera temporada (en la que hasta estrenan títulos de crédito al formato tradicional), y si estáis perdidos con tanto viaje temporal y no váis al día, es mejor que no sigáis adelante.

Rachel Nichols, la protagonista de "Continuum", decía en una entrevista de promoción por su tercera temporada que Simon Barry, el creador, se había lanzado de cabeza a desarrollar la trama serializada que, al principio, había estado un poco más al fondo, y que no se molestaba en resumir lo que había pasado antes para los no iniciados que se subieran ahora al carro. Este inicio de tercera temporada está orientado a los fans, a los que ya tienen la experiencia previa de haber visto a Keira Cameron, Alec Sadler, Carlos Fonnegra y los chicos de Liber8 persiguiéndose mutuamente por las calles de Vancouver, y la trama no hace más que complicarse. Para empezar, el primer capítulo nos muestra a Alec saltando una semana atrás en el tiempo para intentar salvar a su amada (y traidora) Emily, y termina con una Keira asesinada en el suelo del laboratorio. Y ese "una" está bien expresado porque la agente Cameron también vuelve a viajar al pasado, esta vez para impedir que Alec cambie el continuo temporal, así que tenemos a dos Keiras y dos Alecs, y sólo pueden sobrevivir los que vayan a mantener intacta la línea temporal "original".

Si eso de mantener la integridad de la línea temporal os suena un poco a los Observadores de "Fringe", no os preocupéis, porque los freelancers que hemos estado viendo como unos villanos misteriosos se dedican exactamente a eso, y aún no está muy claro si podemos fiarnos de ellos. Ni siquiera Kiera lo tiene claro, lo que representa un interesante paso más en su evolución. Sigue empeñada en regresar a casa, a su versión de 2077 con su marido y su hijo, pero cada vez parece decirlo con menos convicción. Da la sensación de que, finalmente, está dándose cuenta de que hay cosas más importantes en juego, pero eso también quiere decir que los riegos son todavía mayores. Una cosa hay que reconocerle a "Continuum", y es el hecho de que ninguno de los personajes afirme saberlo todo sobre las consecuencias que puede tener viajar al pasado. De hecho, por lo que vemos, simplemente por el hecho de realizar ese viaje ya cambian la línea temporal, como si al volver sobre sus pasos lo hicieran por esa bifurcación del camino que antes no siguieron.

El propio Alec reconoce al final de la segunda temporada que nadie sabe nada sobre los viajes en el tiempo, y que puedes estar creando todo tipo de modificaciones y problemas incluso aunque te propongas no hacer nada. Desde luego, el panorama que abre la tercera temporada de la serie parece aún más amplio que antes. Ahora sí que conocemos a todas las partes en juego, aunque no sepamos qué vayan a hacer, y esa sensación de imprevisibilidad le viene muy bien a una serie que, cuando empezó, nunca terminaba de desarrollar el potencial que se apreciaba bajo sus historias autoconclusivas. Que la relación entre Alec y Kiera se vuelva más complicada también aporta otro punto de interés porque, de repente, tienen objetivos distintos en mente, objetivos que, además, pueden entrar en conflicto y enredarlo aún más todo. Ambos parecen ser más "adultos" y estar más centrados en estos dos nuevos capítulos, pero veremos si son capaces de soportar las pruebas que se les pongan por delante. ¿Realmente se puede preservar la integridad del continuo temporal? ¿Eliminará Kiera al Alec que represente un problema en ese sentido? ¿Hay todavía un futuro al que ella pueda regresar?
Publicar un comentario